Mi novio no se quiere casar

Tengo 26 años. Tengo una nena de casi dos años. Mi novio, con el cual tengo casi dos años (no es el papá de mi hija) hace como 5 meses me pidió ante mis padres y ya estábamos comprometidos para casarnos, pero al poco tiempo él me dijo que teníamos que posponer nuestra boda porque él tenía que estar mandando dinero a México a una hermana.

Dijo que si nos casábamos no me quería privar de nada por mandarle a la hermana. Total que yo le pregunté que hasta cuándo y él solo dijo que no sabía. Desde entonces para nada menciona la dichosa boda, ni por equivocación.

Estoy teniendo relaciones con él pero quiero ya casarme porque es algo incómoda esta situación para mí. Tengo miedo de hablarle del matrimonio porque no lo quiero presionar y me gustaría que él empezara esa conversación. ¿Cómo puedo decirle para no presionarlo? A veces pienso que no se quiere casar. ¿Me podrían dar un consejo?

Mi novio no se quiere casar

Respuesta

Apuntarse a un segundo fracaso sentimental a los 26 años y con una hija de por medio, no es cosa que agrade a ninguna mujer. Por eso quiero entender tu deseo de casarte con tu novio. Si consideras que es el hombre de tu vida, la persona que te hará feliz y hará feliz a tu hija, entonces debes luchar por ese amor.

Lee también:  ¿Cómo evitar que tus hijos caigan en las drogas?

Sin embargo, nunca es productivo llevar un hombre o una mujer bajo presión al matrimonio. La tendencia generalmente es que ese tipo de matrimonios fracasan.

La historia de la hermana a la que tiene que enviar dinero, suena como una disculpa pobre. No explicas si el envío de dinero a la hermana surgió después de que pidió tu mano, porque si ese compromiso existía desde antes, da la impresión de que es tan solo una disculpa.

Pero ajeno a la disculpa, lo más importante es que estés completamente segura de su cariño antes de dar el paso que quieres dar. Es infortunado decirlo, pero si un hombre recibe todo de una mujer y no está (y aún estando) completamente seguro de lo que siente por ella, lo mejor es mantener esa relación abierta mientras se pueda y evitarse compromisos mayores.

Veamos algunas alternativas

Si tienes suficiente confianza con tus padres, valdría la pena que trataras el asunto con ellos. Su experiencia y el amor por ti, podrían ser aliados para ayudarte a encontrar una buena salida.

Pero serás tú quien tome las decisiones y para ello, te repito, debes asegurarte de hasta dónde llega su amor por ti. Una alternativa para comprobar eso sería proponerle no mantener más relaciones sexuales hasta el matrimonio y decirle francamente que con ello buscas una prueba de su amor.

Lee también:  Mi hija tiene problemas por el cambio de escuela ¿qué hago?

Debes además dialogar amigablemente con él, expresarle tu voluntad de esperarlo por un tiempo hasta que él solucione sus problemas económicos y tratar de obtener de él una fecha aproximada, sin presionarlo.

Si no hablas nunca vas a saber hasta cuándo durará lo de la hermanita y quizás cuando desees una respuesta será demasiado tarde.

Tal vez puedas usar a una tercera persona para que le insinúe que te hable claro lo del matrimonio. Que le diga que estás inquieta por eso pero que no te atreves a hablarle porque esperas que sea su iniciativa.

También existe la alternativa de mantener las cosas como están y no pensar más en el matrimonio. Resignación que aparentemente tu no tienes ni quieres y en ello te encuentro toda la razón.

Si encuentras que no es sincero, que está contigo sólo por satisfacer placeres sexuales o cosa por el estilo, también debes estar clara y hacerte a la idea de que en el mundo existen muchos seres humanos con quienes se puede compartir una vida feliz.


1 comentario

  1. EL DOMANS dice:

    Querida amiga, yo creo que tú marido no se quiere casar contigo, porque en el fondo es buena gente y sabe que no está bien casarse teniendo un AMANTE. (es gay), de nada. 🙂


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas