¿Cómo evitar que tus hijos caigan en las drogas?

Los expertos coinciden en que los jóvenes que tienen una buena relación con sus padres tienen menos riesgos de probar las drogas. Como padres, jugamos un papel importante en la decisión que toman nuestros hijos de no consumir las drogas.

Tanto es así, que dos terceras partes de los jóvenes entre las edades de 13 a 17 aceptan que el riesgo de perder el respeto y orgullo de sus padres, son las razones principales por las cuales no fuman marihuana o prefieren no consumir las drogas.

¿Cómo evitar que tus hijos caigan en las drogas?

Para muchos de nosotros, esa sabiduría y consejos maternales que recibimos de nuestras madres y abuelas nos han servido de guía en la vida y nos han brindado confianza en nosotras mismas.

El hecho de tener una conversación franca con una madre le brinda a cualquier hijo (a) la oportunidad de tener un mejor entendimiento de cómo afrontar los retos que nos presenta la vida cotidiana.

Los padres son claves

Los padres tienen una posición clave en evitar que sus hijos usen drogas o alcohol. Aquellos niños que tienen una buena relación con sus padres o con su madre están menos propensos a involucrarse en actividades como las drogas y las pandillas.

Es importante la costumbre de comer juntos y establecer una rutina de reunirse a hablar con sus hijos, pues esto ayuda desde muy temprano a establecer una buena comunicación en la familia y a ellos no tener miedo de hacer preguntas acerca de las drogas.

Nuestros consejos sí hacen la diferencia. “Mi madre acostumbraba decirme: ´Yo te traje a este mundo y yo te puedo sacar de él´, ” indica la Dra. Amelie Ramírez, Directora Auxiliar para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Centro de Control de Investigación de la Escuela de Medicina de Baylor College en Houston, Texas.

Lee también:  ¿Qué la familia?

“Esta era una manera de establecer parámetros aceptables de comportamiento. Ella siempre fue muy clara al respecto y frecuentemente me decía: ‘En esta familia no se toleran las drogas, ni se hace amistad con personas que usan drogas’ “, añade Ramírez.

Cómo ayudarlos en la vida diaria

La doctora Ramírez ofrece los siguientes consejos y hábitos sencillos que pueden implementar en su rutina diaria para mantener a los hijos alejados de las drogas y promover una relación emocional sólida con ellos:

  • Semanalmente separa tiempo para participar con tus hijos de alguna actividad especial, como disfrutar de una caminata por el parque, que también se preste para entablar temas de conversación con ellos.
  • Celebra reuniones familiares a menudo en las que cada persona tenga la oportunidad de conversar sin interrupciones y donde sólo se promuevan críticas constructivas.
  • Si es posible, trata de estar en la casa a la hora en que tus hijos regresan de la escuela. De lo contrario, coordina que tus hijos reciban algún tipo de supervisión adulta. Por ejemplo, pedirle a algún vecino que pase por tu casa de vez en cuando.
  • Come con tus hijos tan a menudo como te sea posible. Utiliza dicha oportunidad para discutir diversos temas con tus hijos como por ejemplo, noticias o eventos de actualidad, sus intereses, la música popular, la moda o cómo les va en la escuela, entre otros.

Aprende a responder a sus preguntas

Además de establecer reglas claras o límites, debe ser nuestra prioridad saber contestar las siguientes preguntas respecto a las costumbres de nuestros hijos: ¿con quién están compartiendo su tiempo?, ¿qué están haciendo o en qué actividades participan?, ¿a dónde van y cuándo regresarán a casa?, ¿en dónde se encuentran en este preciso momento?.

Otro consejo o refrán que Ramírez indica haber escuchado de su madre a menudo durante su adolescencia es: “Dime con quién andas y te diré quién eres.

En ese momento me parecía un regaño más, pero ahora que mis propios hijos son adolescentes entiendo que es un buen consejo maternal”, dice Ramírez.

Lee también:  Cómo atender a la familia y trabajar al mismo tiempo

Por otro lado, María Elena Salinas, periodista, indica: “Los jóvenes se apoyan en las drogas cuando se sienten solos o abandonados por sus padres, quieren llamar la atención o no tienen nada más constructivo que hacer”.

Como madre, Salinas da un ejemplo de cómo ella conversa con sus hijas para apartarlas de las drogas: “Tu cuerpo y tu mente son muy valiosos y tienes que cuidarlos mucho. Por eso, si alguien te ofrece drogas di que no.

Debes quererte a ti misma y tu familia te quiere mucho. De igual modo, es importante que nos digas siempre cuando alguien te ofrezca drogas, alcohol o cigarros para que te podamos proteger de esa gente mal intencionada”.

Participa en la vida de tus hijos

Ser partícipe de la vida de sus hijos tiene muchas recompensas. Hermosos recuerdos, importantes conversaciones, una relación más profunda con tus hijos y la oportunidad de verlos crecer hasta convertirse en seres humanos saludables y adultos responsables.

El simple hecho de compartir tiempo con tus hijos los ayuda a mantenerse libres de la tentación de las drogas.

“Aquellos jóvenes que son allegados a sus padres y mantienen una relación estrecha con ellos, están menos propensos a participar de un sinnúmero de comportamientos riesgosos como lo son el consumo de drogas o el abuso del alcohol”, explica Ramírez. Sin embargo, la doctora aclara que se debe ejercer cautela pues no todo tipo de interacción entre los padres y sus hijos es igualmente beneficiosa.

“El hecho de que los padres y sus hijos se encuentren en un mismo lugar no necesariamente significa que estén interactuando”, indica Ramírez.

“Los padres tienen que propiciar situaciones que les permitan establecer y fortalecer los vínculos de comunicación con sus hijos”.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas