¿Cómo saber si sus hijos son hiperactivos?

Cualquiera puede tener un mal día, incluso los niños. Según los expertos, el que a un pequeño le dé una rabieta o muestre falta de atención, es algo normal.

Sin embargo, cuando los problemas de conducta persisten y llegan a interferir con su desempeño escolar o con su trato con otros niños, entonces hay que buscar ayuda profesional.

¿Cómo saber si sus hijos son hiperactivos?

Existe un conjunto de características que se juntan en algunos niños: Falta de atención, impulsividad e hiperactividad, y que se les llama ADHD (trastorno de déficit de atención e hiperactividad, por sus siglas en inglés).

Estudios bien hechos sugieren que el déficit de atención e hiperactividad podría evolucionar a trastornos psiquiátricos, de conducta o de personalidad, e incluso, al posibles abuso de alcohol o drogas.

Einstein fue hiperactivo

Es un síndrome, o sea, un conjunto de síntomas, y la utilidad que tiene diagnosticarlo, o mejor, reconocerlo, la da el hecho de que esto supone un factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones escolares, de conducta y de personalidad.

Un niño que es muy inquieto y no se puede concentrar es fácil que no aprenda y acabe teniendo retraso escolar o fracaso escolar, desproporcionado a su inteligencia y a otros factores emocionales.

Al contrario de lo que muchos piensan, el trastorno de déficit de atención no es sinónimo de poca inteligencia. Hay muchas personas brillantes en la historia que han tenido déficit de atención. Einstein tenía déficit de atención. Hay que entender que este trastorno es independiente de los problemas de aprendizaje.

Lee también:  Mi esposo se cree superior

¿Cómo reconocerlo?

La Asociación Americana de Sicología (APA) sostiene que, como regla general, hay que visitar a un profesional de la salud mental cuando el comportamiento del niño es inapropiado para su edad, es un patrón repetitivo e interfiere con su crecimiento y desarrollo social.

Según el Centro de Servicios para la Salud Mental (CMHS), agencia que forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, existen varios tipos de déficit de atención: El hiperactivo, el inatento y el combinado, cada uno con síntomas y señales diferentes.

Tipo hiperactivo

  • El niño tiene dificultad en permanecer sentado
  • Habla mucho cuando no debiera
  • Responde a las preguntas con voz alta, incluso antes de que se finalice la pregunta
  • Se le hace difícil esperar su turno
  • Interrumpe o molesta a los demás
  • Tiene dificultad en jugar callado.
  • Corre o brinca en exceso
  • Se retuerce y no puede estar quieto

Tipo inatento

  • Se distrae con facilidad
  • No presta atención a los detalles
  • Comete muchos errores
  • Es olvidadizo en actividades diarias
  • Pareciera como si no escuchara
  • Es desorganizado
  • Comienza pero no termina las cosas.
  • Tiene dificultad para seguir instrucciones
  • Tiene lapsos de atención

Tipo combinado

Es el más común de todos y como su nombre lo indica, el niño presenta una combinación de los síntomas antes mencionados.

Lee también:  Importancia de la crianza de un hijo

Tenga en cuenta que si su hijo posee alguno de estos síntomas no necesariamente sufre de trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Según la CMHS, el diagnóstico se hace cuando el niño presenta varias de estas señales, cuando empezaron antes de los siete años de edad, cuando duraron por lo menos seis meses y cuando se detectaron en por lo menos dos ambientes (por ejemplo, en la casa y en la escuela).

Si este es el caso, lo mejor es actuar a tiempo porque hay tratamiento. Los expertos recomiendan la visita a un psicólogo o especialista en salud mental y que no se olvide que este trastorno no es traba, ni mucho menos, para que el niño tenga una vida feliz y exitosa.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas