Cómo enseñarle a sus hijos a valorar lo que tienen

Muchos padres, sobre todo quienes hayan sufrido las consecuencias de la carencia económica en su niñez, sueñan con que sus hijos tengan aquello que a ellos les faltó.

“No conozco a nadie, especialmente que esté pasando un buen momento, que no le quiera dar a sus hijos todo lo que ellos piden. El problema es que muchos de esos niños se sienten con derecho a tener todas esas cosas”, dice Jane Bluestein, en su libro “The Parent´s Little Book of Lists” (El pequeño libro de listas de los padres).

Cómo enseñarle a sus hijos a valorar lo que tienen

La gente con dinero

La mayoría de la gente con dinero en Estados Unidos no proviene de familias ricas. Según un estudio de US Trust, una de las empresas de inversiones más tradicionales de Estados Unidos, el típico estadounidense adinerado viene de una familia descrita como pobre o clase media baja.

Esa misma gente, que ha construido su futuro en base a estudios y al esfuerzo de trabajar unas 56 horas semanales, son aquellos que ahora se preocupan por el daño que el exceso pueda producirle a sus hijos.

“Estoy preocupada por mis hijos, me gustaría que valoren más lo que tienen pero es muy difícil por el entorno, vivo en una comunidad muy cerrada, donde nadie tiene problemas.

Lee también:  Actividades para los jóvenes

Al menos en mi casa trato de inculcarles ciertos valores para que sepan lo que tienen”, dice Annie González, madre de tres, quien reconoce que sus hijos tienen una vida mucho más afluente que la que ella tuvo en su infancia.

Las preocupaciones

Algunas de sus preocupaciones principales sobre el futuro de sus hijos son:

  • Que hagan demasiado hincapié en sus posesiones materiales.
  • Que desconozcan el valor real del dinero y lo difícil que es conseguirlo.
  • Que no logren ser tan exitosos como sus padres, financieramente hablando.
  • Que no tengan iniciativa ni independencia por tener todo demasiado al alcance de la mano.

“Mis hijos poco a poco van tomando conciencia de lo que tienen, yo trato de remarcárselo todo el tiempo, sobre todo después de los cumpleaños con la cantidad de regalos que reciben…

Siempre les hablo de la suerte que tienen y les recuerdo que otros chicos no tienen nada. Lo que más me molesta es cuando maltratan las cosas que tienen”, explica González, quien dice no haber tenido ni la cuarta parte de los juguetes que tienen sus hijos.

Algunas preguntas para padres

Para los expertos, los padres que se cuestionan este tema están mucho mejor posicionados que los que directamente se limitan a darle todo a sus hijos sin preguntarse por las consecuencias.

Lee también:  Cómo atender a la familia y trabajar al mismo tiempo

Según Bluestein, los padres deben hacerse las siguientes preguntas sobre sus hijos:

  1. ¿Tu hijo aprecia lo que tiene?
  2. ¿Cómo recibe los regalos que le dan?
  3. ¿De qué manera pide lo que quiere?
  4. ¿Cómo reacciona a las cosas que le pides que haga?

La importancia de saber decir NO

Para que los niños crezcan como personas de bien es importante que los niños reciban una combinación de límites y libertad.

Si crees que has malcriado a tus hijos en el pasado siendo demasiado indulgente, estos son algunos consejos que puedes seguir:

  • Haz un plan de acción. Decide qué aceptarás y cuándo dirás No.
  • Asegúrate de que tus hijos sepan cuáles son las reglas.
  • Trata de darle un sentido positivo a los límites. Explica el por qué y ofrece algo más saludable a cambio.
  • Sigue con tu plan hasta el final. Nada peor que la inconsistencia a la hora de poner límites.

“Ayer por ejemplo, fuimos a comprar un regalo para un cumpleaños con mi hijo Alvaro, de cuatro años, y me pidió un juguete.

Traté de explicarle que no veníamos a comprar un juguete para él y que él tiene muchos juguetes que no usa. Me dijo mala, me pidió ver mi billetera para ver si tenía dinero, pero me puse fuerte y no le compré ni un caramelo”, recuerda González.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas