Trucos para agrandar la sala de tu casa

No es necesario que hagas reformas costosas de construcción para agrandar la sala de tu casa. Aquí tienes unos planes sencillos que te ayudarán a ampliar el espacio como por arte de magia. Y sin consumirte mucho tiempo ni dinero.

Primero que nada, debes vaciar la sala y mirar en detalle cómo es para planear dónde pondrás cada mueble. Si te animas, puedes dibujar el plano de la sala en un papel y decidir cómo llenarás los rincones.

Trucos para agrandar la sala de tu casa

El color y la iluminación son fundamentales a la hora de dar sensación de espacio en sitios pequeños. Por ejemplo, los rincones más oscuros pueden convertirse en lugares encantadores con sólo ubicar un reflector o spot en ellos.

Es necesario aprovechar la luz natural que viene desde el exterior. Un error frecuente es bloquear esa luz con plantas grandes y ornamentos que se ponen sobre los marcos. Para la diseñadora, deben mantenerse despejadas y aireadas.

La vestimenta de las ventanas también es importante. Es preferible utilizar persianas a cortinas de género. Las cortinas achican el lugar y producen el efecto contrario al deseado cuando tienes una sala pequeña.

Además de las persianas, es mejor pintar los marcos de las ventanas del mismo color de las paredes. Esto dará la ilusión de que las ventanas son más grandes.

Iluminación audaz

No tengas miedo a la iluminación audaz. Deja de lado las clásicas lámparas de pie y anímate a poner luces en distintos ángulos y niveles. Para eso no es necesario que contrates un profesional. Sólo basta con planear con cuidado dónde ubicarlas y apelar a técnicas simples.

    • La luz que viene desde arriba hace que el espacio se vea más amplio.
    • La decoración debe ser simple y cada objeto debe estar en su lugar.
    • No permitas que el desorden domine la pieza. Siempre hay que tener muebles con cajones que permitan tener todo guardado.
    • No recargues los sillones con demasiados almohadones, ni los pisos con alfombras gruesas.
    • Un aliado infalible son los espejos grandes. Un espejo que domine una de las paredes duplica el espacio. Es la técnica más fácil a la hora de crear la ilusión de un espacio amplio.

Usa tonos neutros y claros

El color es muy importante, porque crea un impacto visual inmediato; los colores naturales y poco llamativos crean sensación de espacio y libertad en salas chicas. Si te animas, puedes mezclar varios tonos en la misma sala. Las mezclas de colores y texturas reavivan las habitaciones y estimulan los sentidos.

Sin embargo, antes de mezclar ten en cuenta que los tonos oscuros, como el bordó o los demasiado llamativos, recargan por demás un lugar pequeño. Elige más bien los pasteles y los ocres.

Lee también:  ¿Embarazada? Vete pensando en tu fiesta de Baby Shower

El color del piso también debe ser claro y limpio, porque la claridad también refleja la luz. Las sombras, los dibujos oscuros y las alfombras gruesas crean el efecto contrario. Las alfombras o tapices oscuros absorben la luz.

Efecto fabuloso

En vez de comprar tres almohadones iguales, prueba a comprar tres que sean del mismo color y diferentes telas.

El efecto es fabuloso.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas