¿Son malas para la salud las papas fritas?

Las patatas fritaspapas fritas pueden ser realmente sabrosas y de hecho millones de personas las consumen cada día junto con otros tipos de comida rápida, por el simple hecho de no tener tiempo para preparar su propia comida.

Sin embargo durante muchos años los médicos han advertido que consumirlas con demasiada frecuencia puede resultar peligroso para la salud debido a su alto contenido de sodio y grasas saturadas.

¿Son malas para la salud las patatas fritas?

Para las personas que hacen dieta las patatas fritas, han sido durante mucho tiempo algo prohibido, debido a que contienen muchas calorías que pueden hacerles subir de peso rápidamente o afectar otros órganos de su cuerpo como el corazón.

A finales del año 2005 se realizó un estudio por medio de una encuesta en varios hospitales de la mujer, de Harvard y la Universidad Brigham Young en el cual se evaluó a enfermeras que habían consumido patatas fritas al menos una vez por semana durante la primera infancia.

Esas enfermeras tenían un 27% más de probabilidades de desarrollar cáncer de mama en la edad adulta.

Aunque dicho estudio fue elaborado tomando en cuenta solo una pequeña parte de la población, hace llevar a la conclusión de que las patatas fritas pueden plantear riesgos adicionales para el desarrollo de uno de los cánceres más difíciles de tratar y que alteran la vida de las personas.

Lee también:  ¿El esmalte de uñas causa problemas en el embarazo?

En respuesta, muchas empresas de comida rápida comenzaron a ofrecer alternativas más nutritivas, como porciones de frutas o vegetales.

Este estudio no sugiere que todos los “alimentos prohibidos” suponen el mismo riesgo potencial. Las mujeres que comieron perros calientes o helados, según esta encuesta, se encontró que dichos alimentos no tienen ningún riesgo adicional para el desarrollo de cáncer de mama.

Un estudio similar realizado en Suecia en 2002 sugirió que el calentamiento de ciertos alimentos con almidón, como las patatas o el pan, tiende a producir un producto químico llamado acrilamida, que se piensa que es una sustancia que causa cáncer.

Las papas fritas eran particularmente altas en esta sustancia, por lo tanto podrían proporcionar un vínculo potencial entre las papas fritas y el cáncer. El estudio, que incluyó muestras aleatorias, no era lo suficientemente amplio como para justificar la eliminación de este tipo de productos del mercado.

Además, este producto químico parecía estar presente cuando una patata se cocía o era frita. Esto sugiere que las personas podrían todavía estar en mayor riesgo si deciden hacer las papas al horno o papas horneadas.

En 2006, la revista American Journal of Clinical Nutrition concluyó además que las papas parecen conducir a un mayor riesgo en el desarrollo de la diabetes tipo II. El riesgo fue mayor entre las mujeres que ya eran obesas.

Lee también:  Consejos para la seguridad de tus hijos

Todos estos estudios combinados sugieren que las patatas y las papas fritas, en particular, no pueden ser una buena opción nutricional y se deben comer con moderación.

En todos los casos, parecería que el consumo de una dieta variada, con pocas repeticiones de alimentos potencialmente peligrosos, es lo más importante; por lo tanto si consumes papas fritas procura hacerlo de vez en cuando y acompañarlas con otros alimentos nutritivos.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas