Cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación de células cancerosas en algunas partes del tejido mamario.

Si bien existen distintos tipos de cáncer de mama una de las variedades más comunes es la que se conoce como carcinoma ductal (se origina en las células de los conductos de las mamas).

Otro tipo de cáncer puede originarse en los lobulillos de las mamas.

Factores de riesgo y detección

Algunos de los factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama pueden ser la edad avanzada, el haber tenido menstruaciones a edad muy temprana, antecedentes familiares de cáncer de mama, tratamientos previos con radioterapia sobre el pecho, toma de hormonas (especialmente estrógeno y progesterona) y tomar bebidas alcohólicas de forma periódica.

Aunque el diagnóstico definitivo de un cáncer de mama debe ser hecho por un médico especialista, las mujeres pueden tener indicios del desarrollo de esta enfermedad por una serie de signos y síntomas.

Las ocasiones en las que habría que hacer una consulta con el médico son las siguientes: en caso de notar un cambio en la forma/tamaño de las mamas, engrosamientos o bultos en la mama o en las zonas cercanas (como las axilas), huecos o arrugas en la piel de los senos, presencia de líquido en alguno de los pezones (que no es leche materna), piel con escamas, modificación en la forma del pezón o piel similar a lo que se conoce como “piel de naranja”.

Lee también:  Sindromes geneticas

Tratamiento del cáncer de mama

Para efectuar un tratamiento de este tipo de cáncer se puede recurrir a distintos medios.

En primer lugar el médico deberá efectuar un examen físico y evaluar todos los antecedentes, los hábitos de salud y el estilo de vida de la paciente. Seguidamente se recomendará la toma de una mamografía, una ecografía, un examen IRM (Imágenes por Resonancia Magnética), estudios de sangre y/o biopsias.

Las biopsias toman parte del tejido de la parte del seno afectada por el tumor y se la analiza.

Si se confirma la presencia de cáncer es necesario efectuar pruebas ulteriores. Así se recomendará la realización de una prueba de receptores de estrógeno y progesterona, prueba del receptor HER2/neu, y pruebas multigénicas.

Al realizar este diagnóstico posterior en muchos casos se consigue detener el crecimiento del cáncer y se reducen los riesgos de metástasis (diseminación del cáncer a otras partes del cuerpo). Vale destacar, además, que con estas pruebas se pueden tener indicios sobre los tratamientos más adecuados.

Tratamientos indicados

Las principales opciones de tratamiento para el cáncer de mama son la cirugía directa, la biopsia del ganglio linfático seguida de cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia con hormonas y, en algunos casos, la terapia dirigida.

Lee también:  ¿Qué hacer cuando tus hijos lloran?

Algunas de las nuevas tendencias en tratamientos para el cáncer de mama incluyen el uso de inhibidores de la tirosina cinasa (como terapia complementaria) y la quimioterapia en combinación el trasplante de células madre.

La cirugía en casos de cáncer de mama (mastectomía) puede ser total o parcial, según el estadio de la enfermedad y el grado en que haya afectado a los senos.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas