¿Cómo perder el miedo a la endodoncia?

Se dice que para perder el miedo a algo lo primero que debes hacer es conocerlo para luego entenderlo.

En este artículo vamos a conocer que es una endodoncia para poder acercar el tratamiento a los usuarios y de esta manera perder el miedo al mismo, sobre todo conocer lo relacionado con el dolor que suele ser la mayor preocupación de los pacientes.

Además es sumamente importante tener en cuenta que es necesario ponerse en manos de profesionales para realizar dicho tratamiento, ya que muchas personas preguntan si duele la endodoncia.

Qué es una endodoncia

Una endodoncia es un tratamiento bastante común que se realiza en odontología, para intentar rescatar piezas dentales fracturadas y así evitar la pérdida de dicha pieza dental.

Una endodoncia básicamente consiste en la extirpación de la pulpa dental para posteriormente realizar un relleno y sellado de la cavidad pulpar con un material inerte.

Aunque endodoncia es el nombre más común para este procedimiento dental, también se le conoce como tratamiento de conducto.

En una explicación no médica, podríamos decir que se trata de la extirpación parcial o total de los nervios, las arterias y venas (en forma de hebras) dentro de una pieza dental, luego se sella.

Cuándo se aplica una endodoncia

Generalmente este tratamiento es aplicado en piezas dentales que se encuentran fracturadas y con caries profundas en su tejido pulpar, a lo cual se le conoce como pulpitis.

Cuando una pieza dental está afectada por la pulpitis se provoca un daño irreversible y entonces la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación tridimensional del conducto dentario, evitando así una problemas mayores o una extracción dental.

Por lo general la pulpitis está relacionada con caries dentales profundas que alcanzan la pulpa dental y producen infección en la misma, lo cual origina un dolor continuo y permanente que aumenta con estímulos fríos, calientes, alimentos dulces o ácidos.

De manera general podríamos decir que hay tres razones por las que debería realizarse una endodoncia:

  1. Detener el dolor actual
  2. Restaurar la pieza dental
  3. Rescatar la pieza dental

Por ello es importante prevenir las caries y tener buenos hábitos de salud bucal.

Cómo se realiza una endodoncia

Lo más seguro es que necesites más de alguna sesión o visitas al especialista para completar el tratamiento, ya que incluye las siguientes etapas:

  • Diagnóstico
  • Anestesia
  • Aislamiento
  • Apertura
  • Instrumentación
  • Obturación
  • Sellado
  • Control

En términos sencillos, una vez aplicada la anestecia, el especialista hará lo siguiente:

  1. Realizar un orificio en el diente hasta llegar a la cámara pulpar, para eliminar cualquier caries existente.
  2. Introducir una serie de pequeños instrumentos llamados limas, cada uno es ligeramente mayor al anterior, para limpia los conductos dentales para eliminar y extraer restos de pulpa muerta y bacterias.
  3. Tapar o sellar el diente con un material especial para protegerlo

El dolor

Sin duda alguna el dolor suele ser la mayor preocupación de los pacientes que van a realizarse este tratamiento.

En primer lugar la mala fama viene de décadas anteriores donde los procedimientos para su aplicación no eran tan avanzados cono ahora. Actualmente con la aplicación de anestesia local se evita el dolor en gran medida y se realiza de manera más cómoda.

Recuerda que tienes que se consciente de indicarle al profesional si la anestecia ya ha hecho efecto o por el contrario necesitas un poco más, para así evitar el dolor mientras se realiza el procedimiento.

En segundo lugar, es necesario acudir a un especialista que sea profesional y haga un buen trabajo, ya que cuando no se hacen correctamente, el dolor, a pesar de la anestesia es insoportable y las consecuencias de un tratamiento mal hecho te afectarán durante mucho tiempo. Debido a que en este tratamiento están involucrados los nervios, arterias y venas se requiere una especial atención y tratamiento.

Quién realiza la endodoncia

Esta es una especialidad odontológica reconocida desde 1963, los profesionales que la realizan son conocidos como endodoncistas.

Es importante tener en cuenta que es necesario ponerse en manos de profesionales para realizar dicho tratamiento, para lo cual puedes buscar referencias con conocidos o en internet.

Una vez que lo elijas pide que te explique cómo realizará el procedimiento y cualquier duda que tengas pueden consultarle en confianza.

Concluimos este artículo mencionando que los beneficios de una endodoncia son mucho mejores que no realizarlo por miedo a acudir al especialista y dejar avanzar una infección. No está demás recalcar que debes buscar a un profesional especializado en este tipo de problemas, todo por tu bienestar y por una buena dentadura.