Los beneficios de las semillas de chía

La semillas de chía son unas semillas comestibles nutritivas que aportan muchos beneficios para la salud, son ricas en ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos omega-6 que son requeridos por el cuerpo y también son cruciales para la óptima función del cerebro y la función cardíaca.

Los beneficios de las semillas de chía

Estas pequeñas semillas de forma ovalada también proporcionan al organismo antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

Entre otros beneficios, la chía sirve para proporcionar una sensación de saciedad que ayuda en la dieta y la pérdida de peso, para desacelerar la conversión de carbohidratos a azúcar y para estabilizar la tasa de metabolismo. Las semillas también pueden proporcionar una hidratación adecuada y el equilibrio de electrolitos mediante la absorción de una gran cantidad de agua en el cuerpo.

La alta proporción de ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos omega-6 puede ser uno de los más grandes beneficios que aportan las semillas de chía.

Estos ácidos esenciales proporcionan al organismo una gran cantidad de ventajas; el omega-6 y el omega-3 nos protegen contra la depresión y apoyan a los principales sistemas del cuerpo, incluyendo los sistemas cardiovascular e inmunológico, y mantienen en buen estado al cerebro superior, los ojos y la salud del corazón.

Debido a que los ácidos grasos esenciales no pueden ser fabricados por el cuerpo, es crucial que puedan obtenerse a través de la dieta; es por ello que las semillas de chía en la dieta pueden proporcionar una fuerte dosis de estos ácidos grasos que son esenciales.

Lee también:  Sindrome de Angelman

Los ácidos esenciales no son los únicos beneficios de la chía; los antioxidantes son moléculas que protegen el cuerpo contra el daño causado por los radicales libres, y son una parte muy importante de la dieta. Los radicales libres son sustancias creadas durante los procesos normales del cuerpo que pueden causar daño al corazón, así como las células del cuerpo.

Una dieta rica en antioxidantes se indica como una manera de proteger a las células del cuerpo de los radicales libres que promueven el cáncer, enfermedades del corazón y otros problemas de salud importantes.

Una propiedad inusual de la semilla de chía es su capacidad para formar un gel cuando se mezcla con agua. Los investigadores creen que esta reacción inusual también se produce en el estómago cuando la chía se ingiere.

Cuando ese gel se forma dentro del estómago se crea una barrera que desacelera el cuerpo de digerir los carbohidratos y convertirlos en azúcares. Este proceso estabiliza el azúcar en la sangre y la tasa de metabolismo, y es el más singular de los beneficios que aportan las semillas de chía.

La chía también puede absorber una cantidad asombrosa de diez veces su propio peso en agua. Debido a esta capacidad, estas semillas pueden ayudar al cuerpo a mantener la hidratación y el equilibrio electrolítico.

Lee también:  Cómo desaparecer el mal aliento (remedios caseros)

Los beneficios de la chia semilla también incluyen un aporte de vitaminas A, B, D, y E, y minerales tales como calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc, y muchos más.

Los beneficios de estas semillas pueden obtenerse de muchas maneras diferentes y pueden ser fácilmente digeridas o consumidas en conjunto.

También se pueden convertir en un gel que se utiliza en la cocción o en salsas y pastas para untar. Las semillas dela planta de chía pueden ser rociadas en el yogur y cereales, o mezclarse en pan y magdalenas.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas