Vitaminas para los ojos

La mejor manera de mantener la salud ocular es teniendo una dieta equilibrada. Algunos alimentos ricos en ciertas vitaminas, como la Vitamina C y los bioflavonoides, tienen el poder de prevenir o incluso retrasar algunos tipos de problemas relacionados con la visión, como la ceguera, la degeneración macular, entre otras.

Siendo así, para mantener la salud ocular, es importante tener una alimentación rica en vitaminas para los ojos. Y, en caso de que esto no sea posible, no dudes en pedir a tu médico que te recete suplementos vitamínicos que los contengan.

A continuación, te presentamos las mejores vitaminas para los ojos:

Vitamina C

La Vitamina C es uno de los más potentes antioxidantes presentes en ciertos tipos de alimentos, principalmente frutas y verduras. Es considerada responsable de la formación del cuerpo; así como de realizar el mantenimiento de algunos tejidos. La Vitamina C, además, fortalece los vasos capilares, que se encuentran en abundancia en la zona de la retina; una de las más importantes en el ojo.

El uso constante de este mineral, a largo plazo, también reduce significativamente el riesgo de formación de cataratas y la pérdida de la visión causada por la degeneración macular.

De acuerdo con investigaciones, el cuerpo soporta 90 miligramos de Vitamina C por día para los hombres y 75 miligramos para las mujeres. Para embarazadas, esta dosis debe ser mayor: alrededor de 120 mg por día.

Bioflavonoides

Los Bioflavonoides son una gran familia de sustancias, se encuentran, en la mayoría de las veces, en los mismos alimentos fuentes de Vitamina C. Estos parecen actuar en conjunto en el cuerpo. Y es que la absorción de los bioflavonoides es mucho mejor cuando se asocia a la absorción de Vitamina C.

Vitamina A

Al pensar en los alimentos que hacen bien a los ojos, lo que viene a nuestra mente en primer lugar es, seguramente, la zanahoria.

Lo que ocurre es que el vegetal es fuente de carotenoides, que son constituyentes del pigmento macular. Estos componentes tienen un papel como antioxidantes, protegen el organismo contra la acción de los radicales libres – y una dieta pobre en este nutriente favorece el envejecimiento del cuerpo y cristalino.

La deficiencia de vitamina A en el organismo puede causar la ceguera nocturna, que es la dificultad de ver en los lugares más oscuros.

Además de la zanahoria, otros alimentos ricos en vitamina A son: papaya, brócoli, calabaza, mango, espinacas, naranja, patata dulce, huevo, queso, entre otros.

Toma nota de la sugerencia: para que tu cuerpo absorba los nutrientes de manera más fácil, se recomienda comer una zanahoria cocida.

Zinc

Se puede encontrar en garbanzos, guisantes, frijoles, carne roja, hígado, cereales integrales, nueces de cajú, almendras, aguacate, piña, ciruela, plátano, mango, melón, fresa, lechuga, berros, batata, remolacha, brócoli, champiñón, col y coliflor.

El zinc es un mineral importante para la consolidación, mantenimiento del gusto y el olfato, además de ser esencial para la función inmune. El ojo es uno de los órganos con mayor concentración de este mineral.