Vitaminas para la memoria

Hay muchos alimentos que son perfectos para estimular nuestras células cerebrales, proteger contra la degeneración y aumentar las funciones cognitivas.

A continuación, te mostramos algunos de los mejores alimentos y vitaminas para la memoria:

Arándanos: ayudan a nuestra memoria gracias a su contenido en antiocianina, un elemento que, además de darle color a este fruto, reduce la degeneración cerebral. Los arándanos ayudan a nuestra memoria, favoreciendo los procesos cognitivos y protegiendo nuestro cerebro de sufrir de demencia senil o Alzheimer.

Frutas rojas (moras, fresas…): los frutos rojos o silvestres, como las moras, frutas o las fresas son muy ricas en antioxidantes, lo que los hace perfectos para evitar la descomposición de las células cerebrales. Comer una taza de moras y fresas semanalmente retrasa el deterioro mental.

Manzanas: entre las propiedades de las manzanas, se destaca el de mantener nuestra memoria en buen estado, gracias a su contenido de quercetina, una de las mejores vitaminas para la memoria, que retarda y previene la degeneración cognitiva. Este elemento se encuentra, normalmente, en la piel de la manzana. Consumir esta fruta ayudará tanto a estimular las células del cerebro, como a mejorar la memoria.

Espinaca: es uno de los alimentos con más vitaminas para la memoria. Contiene luteína, una sustancia que protege las células de la degeneración natural. Además, son ricas en ácido fólico, ideal para procesar mucha información y contribuir para el rendimiento mental.

Apio: Además de evitar dolores de cabeza, migrañas o jaquecas, este alimento contiene luteolina, una sustancia que ayuda a reducir los efectos negativos de la degeneración del cerebro y, a su vez, libera las moléculas que pueden causar la inflamación en el cerebro y, en consecuencia, la pérdida de la memoria.

Proteínas: pavo, pollo, huevos o leche de bajo contenido de grasa son fuentes de vitamina B12, esencial para el mantenimiento de las habilidades cognitivas.

Frutos secos: dentro de este grupo destacan las nueces. Gracias a su riqueza en polifenoles y antioxidantes, son alimentos que nos ayudan a mejorar la función cognitiva. Si quieres mejorar tu memoria y proteger el cerebro, los frutos secos son de los mejores alimentos.

Ácido Graso Omega-3: Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo y, cabe destacar el gran trabajo que hacen en nuestras células cerebrales. Si bien podemos encontrar de forma natural en el pescado, como el salmón o el atún, existen suplementos de Omega-3 en el comprimido, que ayudan a estimular su memoria.

Optar por ácidos grasos para detener el deterioro cognitivo es perfecto, ya que el Omega-3 actúa directamente sobre los tejidos neuronales trabajando en la transmisión de información en el sistema nervioso. El aceite de pescado que contiene ácidos grasos Omega-3, es perfecto para mejorar las funciones cognitivas y de evitar su deterioro, por lo que es muy recomendable y beneficioso para las personas con mal de Alzheimer.

Gingko Biloba: tiene efectos beneficiosos sobre el cerebro, que aumenta la circulación cerebral y trae tanto el oxígeno y los nutrientes esenciales para las células, para estimularlas y favorecer los procesos cognitivos, la memoria y la concentración. Por lo tanto, se recomienda para el tratamiento de problemas de memoria y otras alteraciones de las funciones cognitivas, en general, relacionadas con el deterioro celular causado por el envejecimiento.