Sindrome fatiga cronica

El Sindrome fatiga cronica es un cansancio intenso y continuo. Este no se calma con el descanso y no es originado de forma directa por otras enfermedades.

Asimismo, se desconoce el origen exacto del Sindrome fatiga cronica, cuyas siglas son SFC. A su vez, se puede deber a:

  • Inflamación en el sistema nervioso, lo cual se debe a una respuesta defectuosa en el sistema inmunitario.
  • El virus de Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). No obstante, no se ha reconocido ningún tipo de virus específico como el origen.

Sindrome fatiga cronica

Lo siguiente también puede ser parte en la aparición del SFC:

  • La Edad.
  • El Estrés continúo.
  • Factores ambientales.
  • Una Enfermedad previa.
  • Puede ser Genético.

El Sindrome fatiga cronica se presenta con mayor habitualidad en mujeres de 30 a 50 años.

El síntoma principal del síndrome de fatiga crónica es una fatiga  muy profunda y constante, la cual a menudo suele ir empeorando después del ejercicio físico o mental.

Los síntomas pueden incluir dolores musculares, fuertes dolores de cabeza y fatiga extrema.

El síntoma principal del Sindrome fatiga cronica es el cansancio extremo, el cual puede ser:

  • Nuevo
  • No se calma con el reposo en cama
  • Se agrava cuando se encuentra en posición vertical
  • Dura por lo menos seis meses
  • Puede ser tan intenso que le impide a la persona participar en ciertas actividades
Lee también:  Sindromes raros

Otros síntomas incluyen:

  • Suele sentirse muy cansado durante más de 24 horas luego de haber realizado ejercicios que normalmente se considerarían sencillos.
  • Falta de memoria.
  • Confusión continúa.
  • Dolores de cabeza distintos a los que ha tenido en el pasado y por causas comunes.
  • Fiebre leve: entre los 38. 3 grados C y los 39. 3 Grados C.
  • Debilidad muscularen todo el cuerpo o en diferentes partes, que no es originado por ningún tipo de trastorno conocido
  • Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila, los cuales son muy molestos.
  • No sentirse descansado luego de haber dormido suficiente tiempo.
  • Dificultades para concentrarse.
  • Dolores articulares pero sin hinchazón ni enrojecimiento.
  • Dolores musculares, considerados como mialgias.
  • Dolor de garganta

Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas