Sindrome de Stendhal

El sindrome de Stendhal es también conocido como hyperkulturemia o síndrome de Florencia.

Sindrome de stendhal

Qué es el síndrome de Stendhal

Se trata de una enfermedad psicosomática que puede hacer que el corazón lata más velozmente, tener mareos, desmayos, confusión e inclusive alucinaciones después de haber sido expuesto a obras de arte o cualquier otra cosa que el espectador distinga como una sobrecarga sensorial de la belleza o la iluminación.

El síndrome fue diagnosticado en 1982, después de Graziella Magherini, un psiquiatra conocido, de nacionalidad italiana, estudió las reacciones de grandes cantidades de personas con el arte.

El estudio se llevó a cabo sobre turistas y se vio que estos percibieron una sobrecarga sensorial al observar el arte y la arquitectura de la ciudad de Florencia.

La Galería Uffizi es uno de los lugares más conocidos en el que las personas son víctimas de este síndrome. De hecho, la galería cuenta con una pequeña sala a un lado, donde la gente puede reposar si se ven desbordadas y hay a su vez un hospital cercano para recibir atención médica en caso de necesitarse.

El síndrome no es una enfermedad muy grave, pero puede requerir un poco de descanso y tiempo de recuperacion.

Se recibieron muchos informes de personas sintiéndose débil y demostrando otros síntomas luego de ver el arte en una galería de arte. Otros tantos a su vez han reportado síntomas parecidos al ver los paisajes naturales. No obstante, el nombre “sindrome de Stendhal” no se le dio a este síndrome hasta 1979, cuando un psicólogo italiano encontró más de 100 casos de este trastorno en pacientes de ciertas edades, en especial, jóvenes.

Lee también:  ¿Qué hacer cuando se baja la presión?

En el mismo Palazzo Medici Riccardi de Florencia, las investigaciones de este estudio se continúan llevando a cabo investigaciones sobre este tipo de síndrome por medio de la observación de los visitantes.

Asimismo, se registran las modificaciones en los latidos del corazón, el proceso de pensamiento, el comportamiento, la presión sanguínea y el ritmo respiratorio.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas