Sindrome de Raynaud

El fenómeno de Raynaud o Sindrome de raynaud radica básicamente en episodios de cambios de color en los dedos de las manos y los pies durante la exposición al frío o en respuesta a estrés emocional que se esté sufriendo. En algunas personas también suele afectarles en las orejas, labios y nariz.

Aunque es normal que el volumen de sangre se reduzca en fríos extremos, las personas con el Sindrome de raynaud son realmente muy sensibles a las bajas temperaturas y pueden provocarse ataques aunque estén en cuartos con aires acondicionados o cuando tomen una bebida fría.

  • Los cambios de color de la punta del pezón. habitualmente está blanca al acabar la toma, y a los pocos minutos se torna de un color morado, luego rosada.
  • Desmejora mucho con el frío y mejora con la aplicación de calor local.
  • El miedo y el estrés a su vez, empeoran el cuadro, pues las catecolaminas y noradrenalinas que se segregan en estas situaciones son altamente vasoconstrictoras, es decir, que cierran la luz de las arterias periféricas. Por eso es muy probable que, si la madre sufre de este problema, mejore mucho cuando esté en un grupo de apoyo siendo atendida, comprendida, contenida y escuchada, y en cambio en casa, estando sola y en tensión, empeore.

Un problema mecánico, como una mala posición o un frenillo corto en la lengua del bebé, puede originar por sí solo un Sindrome Raynaud, y ciertos procesos infecciosos en los pezones van unidos al mismo, lo cual se debe a que estas afecciones también pueden provocar algunas alteraciones vasculares.

Es importante, por tanto, que una asesora de lactancia tenga en cuenta y valore estas posibilidades.

En verdad el origen más frecuente es una succión desorganizada, generada o no por una anquiloglosia, con un exceso de presión negativa sobre la base del pezón de modo tal que deja al mismo sin circulación sanguínea. Por lo que, cuando el bebé suelta el pecho el pezón se encuentra blanco.

En algunas mujeres a los pocos minutos la sangre regresa de golpe, el pezón aparece de un color rojo intenso y la madre siente que le arde o quema.

Un ataque del fenómeno de Raynaud dura habitualmente de 10 a 15 minutos.

Qué causa el Sindrome de Raynaud

Los médicos no se encuentran seguros de la causa exacta del Sindrome de raynaud.  Lo que saben bien es que los episodios repetidamente se disparan debido a  las bajas temperaturas y a veces por estrés emocional, como por ejemplo nerviosismo o emociones fuertes.

Existen muchas causas del fenómeno de Raynaud secundario, incluyendo también la inflamación de los vasos sanguíneos, denominados vasculitis, o el bloqueo de los vasos.

Cuáles son los síntomas

Los episodios del Sindrome de raynaud prácticamente ocurren sólo una vez interrumpidamente y típicamente no generan daños permanentes. No obstante ciertas personas pueden tener episodios frecuentes y  muy severos, tales como:

  • Cambio del color de la piel
  • Entumecimiento,  frío o dolor por el lento flujo de la sangre
  • Hinchazón, hormigueo, dolor, calor y/o punzadas  al reanudarse el flujo sanguíneo

Cómo se diagnostica

Para diagnosticar este padecimiento, su doctor puede hacer lo siguiente:

  • Preguntarle sobre los síntomas padecidos.
  • Hacerle un reconocimiento médico general y completo.
  • Tomar muestras de sangre para suprimir otras condiciones que presenten síntomas parecidos a los anteriomente mencionados.
  • Examinar bien profundamente los dedos bajo un microscopio especial para encontrar cualquier tipo de anormalidades en los vasos sanguíneos de los mismos.
  • Observar su estado de salud durante varias visitas diarias.