Sindrome de Kawasaki

La enfermedad o Sindrome de Kawasaki es una afección que se sufre en la piel, la boca y los ganglios linfáticos y que se da, más que nada, en niños menores a los cinco años de edad.

Se desconoce exactamente su origen pero, si sus síntomas se detectan muy temprano, los enfermos se pueden recuperar completamente en un plazo de escasos días. Si se deja sin tratar, puede evolucionar a complicaciones mucho más graves que pueden llegar a afectar al corazón.

Sindrome de Kawasaki

Es más habitual en niños con antepasados de origen japonés o coreano, del medio oriente precisamente, aunque se puede dar en todos los grupos étnicos.

Signos y síntomas

La enfermedad o Sindrome de Kawasaki no se puede prevenir de forma alguna, pero se suele vincular a unos síntomas muy particulares que aparecen en etapas.

En la primera fase, que puede durar hasta unas dos semanas, suele haber fiebre que dura por lo menos unos cinco días. Otros síntomas que se desarrollan pueden ser los siguientes:

  • Intenso enrojecimiento ocular.
  • Erupción en el abdomen, el pecho y los genitales.
  • Labios rojos, secos y agrietados.
  • Lengua inflamada y saburral cubierta de una espesa capa blanquecina, con protuberancias rojas de gran tamaño.
  • Garganta irritada y dolorida.
  • Las palmas de las manos y plantas de los pies inflamadas y de color rojo intenso tirando a morado.
  • Ganglios linfáticos hinchados.
Lee también:  Qué es la insulina

Durante la segunda etapa, que suele empezar durante las dos semanas de forma inmediata posteriores a la aparición de la fiebre, la piel de manos y pies se puede empezar a pelar, llegándose a desprender importantes porciones de piel. Esto puede suceder inclusive en niños que ya han recibido un tratamiento.

En esta etapa, la enfermedad a su vez puede generar un dolor articular, diarrea, vómitos y/o dolor abdominal.

Si su hijo o algún familiar presentan alguno de estos síntomas, llame al pediatra y haga una consulta de forma urgente.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas