Cómo lidiar con el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica es un padecimiento que actualmente atormenta a muchos trabajadores.

Lo que comenzó como una enfermedad en los síntomas de las personas que buscan empleo o que persiguen el éxito por medio de altas metas en su carrera, ha terminado por torturar a la gente sin importar cuál sea el nivel que ocupan de la jerarquía en su trabajo.

Cómo lidiar con el síndrome de fatiga crónica

Qué es la fatiga crónica

La fatiga crónica es el resultado de estrés crónico. Las personas que sufren de esto se sienten constantemente agotadas física y mentalmente, se vuelven cínicos y se retiran emocionalmente de los que les rodean. En su trabajo, se sienten ineficaces y sienten que no logran nada en la vida.

Además, los que han entrado en la espiral de la fatiga crónica en realidad lo que hacen es “quemarse” a sí mismos.

Cualquier cosa que los motivó e inspiró a buscar el trabajo que tienen actualmente ya no es un buen motivo y se sienten cansados constantemente, sintiendo también que lo que hacen ya no tienen ningún valor y no se sienten reconocidos por ello.

El agotamiento mental y emocional les debilita al final el cuerpo, por lo que estas personas a menudo se enferman de los resfriados o la gripe.

Lee también:  6 Beneficios que caminar le aporta a tu salud

Recuperarse de la fatiga crónica

Para que alguien se libere del síndrome de fatiga crónica necesita mucho esfuerzo. Pero hay tres cosas básicas que se deben hacer para iniciar el proceso de recuperación.

1. Reconocimiento

Muchas personas que sufren de este síndrome son incapaces de reconocerlo. Los síntomas del síndrome de fatiga crónica es la constante sensación de fatiga, la ansiedad, la sensación de ineficacia, la eliminación de la vida social y familiar, el cinismo y la sensación de que todos los días son iguales.

Otro de los síntomas del síndrome es evitar el trabajo, o tener sentimientos de odio sobre el trabajo y las ocupaciones. Si por ejemplo su sueño en la vida era convertirse en un corredor de bolsa, ahora no quiere oír ni una palabra sobre el dinero y hace lo posible por evitar ir a su trabajo.

Muchas veces los que sufren de este síndrome no lo reconocen y creen que sólo están cansados, que necesitan unos días de fiesta y que “ya se les pasará” eso, pero no así. El reconocimiento juega un papel importante para continuar con el siguiente paso.

Inversión

La inversión de la situación actual es el siguiente paso en el tratamiento del síndrome. Ahora que se ha entendido lo que está sucediendo, el siguiente paso es revertir el daño.

Lee también:  Me afectan los problemas de los demás

La persona intenta ahora y aprende a manejar su ansiedad y solicita ayuda. Lo mejor es buscar la ayuda de expertos que puedan apoyarle y dar las soluciones necesarias. El manejo del estrés no es fácil para todo el mundo y muchos necesitan apoyo para seguir buenas estrategias y tener éxito.

Recuperación

Al final, la recuperación llega. Una persona que reconoce lo que le está sucediendo y que ha logrado manejar el estrés sea grande o pequeño puede hacer algo para mejorar su situación.

En este punto:

  • La persona se ocupa de la salud del cuerpo realizando deportes, gimnasia, dieta adecuada y actividades físicas.
  • La persona se vuelve más interesante, una vez más descubre sus valores y se ocupa de lo que le da energía.
  • La persona adquiere más vida social,de nuevo está abierta a los amigos y seres queridos y se ocupa de ellos.

Para reducir el riesgo de recaídas y el círculo vicioso del síndrome de fatiga crónica es necesario:

  • Conocerse bien a uno mismo y cuáles son sus metas,
  • Conocer sus motivos,
  • Mantener un equilibrio entre su vida profesional y personal,
  • Mantener contacto social,
  • Hacer frente a sus aficiones,
  • Mantenga buena alimentación
  • Realizar ejercicio,
  • Mantener hábitos saludables,
  • No descuidar las cosas que disfruta
  • Busque ayuda cuando sea necesaria.

Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas