Conclusión sobre el embarazo adolescente

Sin duda, el embarazo precoz ya ha pasado a ser un problema social de grandes magnitudes que conlleva a diversas consecuencias que podrían significar un atraso, tanto en la vida de los adolescentes y de su hijo, como en un país entero debido a la poca estabilidad que esto podría generar en materia de progreso.

Aquí haremos una pequeña conclusión sobre el embarazo adolescente para que la tomes en cuenta y puedas contrastar algunas de tus ideas acerca de este tema que, quizá, esté suscitándose alrededor de tu entorno y no sepas cómo lidiar con él de la manera más adecuada.

El futuro del recién nacido

Teniendo en cuenta las circunstancias sociales por las que puedan atravesar los familiares de los adolescentes que están próximos a ser padres, el futuro del niño podría verse gravemente afectado debido a los cuidados y recursos económicos que este pueda llegar a requerir durante su infancia y, en general, su vida hasta la mayoría de edad.

Buscando una conclusión sobre el embarazo adolescente podemos encontrar que, estadísticamente, son mayores las probabilidades de que se aumenten los índices de pobreza en caso de que no existan medidas, como, por ejemplo, campañas de concientización acerca de los distintos métodos anticonceptivos existentes.

Recurrencia

El embarazo adolescente se vuelve recurrente bajo condiciones sociales precarias en las que se ve con tabú temas relacionados con el inicio de la vida sexual, por eso, se debe tratar con la menor cantidad de prejuicios este asunto que envuelve a tantas comunidades, muchas de ellas, encontradas en sectores rurales poco tomados en cuenta.

Por otra parte, las condiciones anteriormente señaladas traen riesgos que, incluso, van más allá del aborto, pues se ha demostrado que las adolescentes que inician su vida sexual a muy temprana edad e, infortunadamente, quedan en estado, tienen un mayor riesgo a contraer embarazos futuros, también, no deseados.

Riesgo en el parto

Se sabe que los riesgos de muerte durante el parto son relativamente grandes dependiendo de cada paciente, ahora bien, si esto en mujeres ya adultas representa cierto peligro, en una adolescente que todavía no está del todo desarrollada la afectará muchísimo más debido a la poca capacidad que puede presentar su cuerpo para ello.

Como conclusión sobre el embarazo adolescente podemos destacar que, lo primordial, es que la adolescente se sienta a gusto consigo misma y que, bajo presión social o de su pareja, no acceda bajo ninguna circunstancia a tener relaciones sexuales si esta no las desea, y, en el caso contrario, emplear la protección necesaria.

Entradas recientes