Sindrome de ehlers-danlos

Sindrome de Ehlers-Danlos (SED) es el nombre por el que se conocen un grupo heterogéneo de padecimientos hereditarios del tejido conectivo, que se particularizan por hiperlaxitud articular, hiperextensibilidad de la piel e inconsistencia de los tejidos.

Sindrome de ehlers-danlos

Las personas que sufren del Sindrome de Ehlers-Danlos poseen un defecto en su tejido conectivo, que es el tejido que posee unidos entre sí a los demás tejidos del organismo y brindan un sostén y dan apoyo a la gran parte del cuerpo como la piel, las articulaciones, los vasos sanguíneos y los órganos internos.

La mayor cantidad de las anomalías ubicadas hasta el momento en las personas con Sindrome de Ehlers-Danlos se deben a defectos en las enzimas que se encargan de la síntesis del colágeno que es una proteína que actúa como la “goma” en el cuerpo, dando así la fortaleza y flexibilidad al tejido conectivo.

El Sindrome de Ehlers-Danlos es un padecimiento que muy a menudo pasa desapercibida y las personas afectadas son tratadas por dificultades vinculados con la enfermedad sin que el profesional de la salud tenga en cuenta la patología subyacente, es por ello los especialistas creen que el Sindrome de Ehlers-Danlos es, hoy en día, una existencia infradiagnosticada.

Asimismo, y hasta 1997, el dolor crónico y el cansancio, fatiga crónica, que acompañan con asiduidad al Sindrome de Ehlers-Danlos no se tenían en cuenta y a muchas de las personas afectadas se les decía que se encontraba todo en su mente y/o que se acostumbraran a vivir de ese modo.

Lee también:  Exfolia tu cara usando azúcar

Tristemente, esta actitud aun predomina entre muchos de los miembros de la clase médica. Además, se creía, y aún se piensa a menudo, que las habituales y recurrentes luxaciones y/o subluxaciones, esguinces, roturas de tendones, ligamentos…. y demás secuelas directas de la hiperlaxitud articular, se deben a la torpeza de la persona que las sufre.

Asimismo, la excesiva debilidad de la piel, que conlleva a lesiones y contusiones muy habituales, más que nada en las personas jóvenes, era, y en ciertas ocasiones continúa siendo, imputada a malos tratos por parte de los padres.

El Sindrome de Ehlers-Danlos es la base de la enorme movilidad de los denominados “hombres de goma” y de los contorsionistas, y probablemente a su vez de la extravagante agilidad y habilidad del violinista Paganini.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas