¿Porque fuma la gente?

El tabaquismo es una de las adicciones más difíciles de romper. Los científicos estiman que la adicción hacia los cigarrillos es más adictiva que la cocaína, la heroína o el alcohol.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año el tabaco mata a más personas que cualquier otra enfermedad en el mundo. Con toda esta información disponible, ¿por qué la gente sigue fumando?

¿Porque fuma la gente?

La mayoría de las personas que fuman lo hacen porque no pueden parar. La nicotina es una sustancia altamente adictiva que hace que la gente se sienta llena de energía y se mantenga alerta.

Los fumadores obtienen ese vicio después de fumar un cigarrillo, y renunciar a ello les produce síntomas de abstinencia que incluyen dificultad para dormir y antojos. El setenta por ciento de las personas que dejan de fumar finalmente, recaen nuevamente en este vicio.

La publicidad del tabaco también tiene una gran influencia sobre por qué la gente fuma. Durante años, la industria se ha centrado en hacer ver que fumar es algo glamouroso que se presenta través de la publicidad en las películas, la televisión y vallas publicitarias.

Mientras que la publicidad de cigarrillos está controlada, su influencia aún se puede sentir en forma de muestras gratuitas, dibujos animados fumadores, y la promesa de la mercancía fresca que se puede obtener a cambio de cupones impresos en los paquetes de cigarrillos.

Lee también:  ¿Cuáles son los carbohidratos simples?

Muchas personas afirman que fumar los mantiene delgados, pero la verdad es que fumar reduce el sentido del gusto, por lo que muchas personas que fuman simplemente comen menos porque no disfrutan de la comida como los demás.

Fumar también produce dependencia psicológica. Muchas personas fuman porque les ayuda a relajarse y hacer frente a situaciones difíciles, o porque les da confianza. Otros fuman cuando se sienten aburridos. Fumar produce una sensación de satisfacción que es difícil renunciar.

Por último, las personas que fuman suelen caer en la negación: Saben que fumar es malo, pero se convencen de que simplemente “no es tan terrible como lo hacen ver”.

El fumar es una actividad social. Muchas personas que fuman lo hacen como una forma de iniciar conversaciones e interactuar en las fiestas o en lugares muy concurridos. Esto se conoce como “fumador social”, y por lo general implica el alcohol como complemento.

Muchos adolescentes comienzan a fumar debido a la presión de grupo. También pueden fumar para sentirse más maduros o como una forma de rebelión contra la autoridad de los padres. Se ha demostrado que los niños también son más propensos a fumar si sus padres lo hacen.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas