Mal olor corporal, ¿por qué sucede?

La transpiración es uno de los mecanismos de defensa que tiene el cuerpo humano. Con ella contrarresta las altas temperaturas y los efectos del calor.

Cuando se producen aumentos excesivos en la temperatura corporal, como en situaciones de calor o estrés, nuestro cuerpo reacciona para equilibrar la temperatura de la piel.

Mal olor corporal, ¿por qué sucede?

Las glándulas sebáceas y sudoríparas segregan un líquido, estéril e inodoro: Es lo que conocemos, comúnmente, como sudor.

La cantidad segregada dependerá no sólo del grado de temperatura alcanzado por nuestro cuerpo, sino también de la zona afectada, de la transpiración de nuestra piel y del tipo de piel que tengamos.

El sudor en sí mismo no produce ningún olor. Éste aparece cuando los líquidos segregados por las glándulas sudoríparas entran en contacto con los microorganismos existentes en la piel.

La intensidad del olor depende de la concentración de bacterias sobre la piel, y del proceso de descomposición, que a su vez depende de las zonas del cuerpo donde se origine y del tipo de piel.

La eficacia de un desodorante

Los desodorantes ayudan a controlar la emisión del olor corporal y, algunos, contribuyen a regular el nivel de sudoración en las zonas delicadas, como las axilas.

La eficacia de éste reside en su composición, que incluye antisépticos y antitranspirantes. Reducen la sudoración, al mismo tiempo que neutralizan las bacterias que causan el olor cuando se descomponen al entrar en contacto con el agua segregada.

Lee también:  Las emociones afectan nuestra salud

Los desodorantes, además de ser eficaces, deben ser admitidos por la piel, ya que los tejidos de las zonas axilares son más sensibles y tienen un alto riesgo de irritarse.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas