La dieta contra el cáncer de seno

Irónicamente, los senos en una mujer pueden dar vida pero, a veces, también pueden causar la muerte. Estos son capaces de nutrir a un bebé en sus primeros meses de vida y también ser el aposento de tumores cancerosos.

Las buenas noticias son que la detección temprana del cáncer de seno, los adelantos médicos y una dieta balanceada pueden ayudar a combatirlo y -en algunos casos- hasta vencerlo.

La dieta contra el cáncer de seno

En Estados Unidos, después de las enfermedades coronarias, el cáncer es la segunda causa de muerte ente las mujeres.

Según la Asociación Americana del Cáncer (American Cancer Society), una de cada nueve mujeres podría desarrollar cáncer de seno, incidencia que va en aumento desde los años ochenta.

Sin embargo, los expertos en nutrición sugieren que dependiendo del tipo de dieta que uno consuma, ésta ayudaría a minimizar el daño que podría causar el estrógeno en nuestro cuerpo, es decir, la hormona sexual femenina que producen los ovarios.

Y es que entre las virtudes de esta hormona están disminuir el riesgo hacia la osteoporosis y mantener nuestra piel fresca y lozana; pero, el lado oscuro del estrógeno es que juega un papel importante en el desarrollo del cáncer del seno.

¿Cómo el estrógeno promueve al cáncer?

El proceso denominado “el efecto del estrógeno” empieza cuando éste bloquea los receptores en las células del seno.

Este efecto activa al ADN, encargado de controlar la reproducción de las células mamarias, causando una división rápida de ellas. Dicha reproducción de células puede producir errores que terminan en cambios cancerosos.

Diversos estudios revelan que ciertos alimentos pueden prevenir que el estrógeno se adhiera a los receptores evitando la multiplicación de células cancerosas.

Sin embargo, es muy temprano para confirmar que una dieta basada en un tipo específico de alimentos pueda prevenir el cáncer del seno, pero si ésta es balanceada, igualmente nos proveerá de nutrientes beneficiosos para la salud.

Una pequeña disminución en los niveles de estrógeno podrían ayudar a la prevención del cáncer del seno. Los científicos del Instituto de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Washington, estiman que al bajar los niveles del estrógeno estradiol, el más “potente” en su clase, el riesgo de contraer cáncer del seno podría disminuir.

¿Qué hacer?

Para mantener al estrógeno en óptimos niveles, las siguientes recomendaciones podrían quizás ayudar en la lucha contra el cáncer de seno.

Incluye alimentos de soya y flax en tu dieta.

Alimentos que contienen soya (tofu, leche de soya, nueces de soya) y flax (semillas y el aceite con el mismo nombre) bloquean a los receptores del seno evitando la entrada del estrógeno “malo” a ellos.

Lee también:  Remedio casero para las piernas hinchadas

Se recomienda un consumo diario de 25 a 40 gramos de la combinación de ambos alimentos, teniendo en cuenta que un exceso de los mismos podría darle inicio al “efecto del estrógeno”.

Consume alimentos altos en fibra.

Alimentos ricos en fibra son las verduras, frutas, granos, panes integrales, cereales, frijoles. Estos deben ser la base de la dieta y debes tratar de consumir entre 30 y 50 gramos de fibra al día.

Controla la grasa.

El exceso de grasa -aún un tema controversial en relación al cáncer del seno- propicia que las células de grasa en nuestro cuerpo produzcan más estrógeno, por lo tanto, limitarla (20 a 30 por ciento al día) es una acción prudente.

Limita el consumo de alcohol.

El alcohol también aumenta los niveles del estrógeno. Varios estudios demuestran que el riesgo a contraer cáncer de seno (u otro tipo de cáncer) aumenta en relación al consumo de alcohol diario. La recomendación es no excederse de una a dos copas para los hombres y una copa de alcohol para las mujeres al día.

Mantente activa.

El ejercicio diario (o tres veces por semana) nos ayuda a mantener un peso adecuado y evitar la acumulación de grasa en la parte superior del cuerpo, a la cual se le relaciona con la incidencia de cáncer de seno.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas