La calvicie y la búsqueda de empleo

Si al levantarse cada mañana nota que su frente es más ancha, o que su mujer le quita cada vez más pelos caídos sobre la camisa, es hora de ingresar al grupo de los calvos incipientes.

La calvicie: Una enfermedad que tiene cura

No es un nuevo grupo de rock en busca de talentos no descubiertos ni nada parecido sino un sector de la población masculina que con el inicio de la caída del pelo pierde progresivamente uno de los valores trascendentales para el progreso personal: la autoestima.

Pero no sólo eso. Además de soportar un cambio negativo en el aspecto estético, las personas con pérdida de cabello -o los calvos incipientes- tienen menos posibilidades de obtener un empleo, según un estudio reciente.

Expertos del Instituto de Investigación de Salud EMNID de Alemania realizaron una encuesta entre 98 gerentes de la industria de servicio, quienes recibieron hojas de vida y fotos de candidatos, sabiendo que eran ficticios, pero sin saber que el cabello era la variable independiente del estudio.

Los germanos encontraron que, sobre 588 solicitudes de trabajo, los aspirantes con cabellera completa fueron convocados a una entrevista laboral en el 41 por ciento de los casos. Mientras tanto, los solicitantes con poco pelo sólo fueron llamados en un 27 por ciento.

Lee también:  Qué hacer para dormir cuando no puedes dormir

La investigación demostró que la caída de cabello puede tener efectos perjudiciales que van más allá de las bromas de amigos y la indiferencia de las mujeres. “Los hombres con calvicie tienen menos probabilidad de ser invitados a una entrevista de trabajo”, afirma el doctor Bernd Tischer, quien estuvo a cargo del estudio.

“La pérdida de cabello no sólo afecta negativamente su apariencia física, sino que también tiene un impacto sobre el desarrollo de su carrera profesional”, sentencia.

Así que si aún tiene trabajo y está perdiendo pelo, considérese afortunado. Para evitar futuros contratiempos, le sugerimos dos opciones.

Obligue a su empleador a firmar una cláusula para que nunca sea despedido o consulte cuanto antes a un dermatólogo y pregúntele acerca de Propecia® (finasterida 1 mg) de Merck Sharp & Dohme, un tratamiento que ya le ha devuelto la cabellera a miles de hombres que han sabido tratarse a tiempo. ¡Suerte!


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas