¿El semen humano pierde propiedades?

Algunos científicos aseguran que la cantidad y calidad de los espermatozoides han disminuido considerablemente durante los últimos años, otras investigaciones demuestran que la calidad del semen no se ha alterado en 50 años.

¿El semen humano pierde propiedades?

Los últimos estudios dedicados a analizar la reproducción humana llevados a cabo en los Estados Unidos por la Academia de Medicina de Nueva York y por la Escuela de Medicina de Monte Sinaí han llegado a la conclusión de que la cuantía de espermatozoides por eyaculación se reduce en un 1.5 por ciento anual en los Estados Unidos y un 3 por ciento en Europa.

Estas mismas fuentes afirman que, desde hace años, se ha comprobado que esto es así porque en los análisis llevados a cabo sobre la concentración del esperma se ha observado que si el valor normal se sitúa entre 20 y 200 millones de espermatozoides por mililitro, las nuevas pruebas han arrojado valores inferiores a 15-18 mill/ml.

Estos porcentajes han de tenerse en cuenta, pues pueden ser a la larga uno de los factores determinantes en el descenso de la natalidad en los países occidentales, además de un posible motivo de los numerosos problemas de infertilidad existentes.

De quién es la culpa

La culpa de este fenómeno se achaca en gran medida a los casi 90 mil productos químicos potencialmente dañinos que se utilizan en casa y están en el ambiente.

Lee también:  Cómo dormir mejor

Es muy poco lo que se sabe sobre sus efectos en el sistema reproductor masculino y algo más lo que se sabe acerca de sus efectos sobre el aparato reproductor femenino, pues se apunta a que pueden ser los causantes de abortos espontáneos, problemas posteriores de desarrollo fetal, bajo peso al nacer y cáncer en la adolescencia.

Un investigador europeo, E. Carlsen, que había analizado datos de semen procedentes de estudios realizados entre 1961 y 1991 y los había comparado con otro estudio de 1951.

Llegó a la conclusión de que en los últimos 50 años no sólo había disminuido el número de espermatozoides, sino también su calidad, y la causa tenía que ser ambiental, debido a las sustancias tóxicas emitidas por la industria, dado que el tiempo transcurrido era demasiado escaso para atribuir el cambio a una causa genética.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas