La cúrcuma y sus propiedades curativas

La cúrcuma es una especia que resulta de moler las raíces de la planta curcuma longa, también llamada curcumina; éste es el ingrediente principal en el polvo de curry, un condimento donde se mezclan varios tipos de especias muy usado en la cocina asiática, debido a que añade un color amarillo vivo a la comida que se cocina.

A menudo también se utiliza para colorear los alimentos, así como para preparar condimentos que mejoran el sabor en arroces y salsas.

La cúrcuma y sus propiedades curativas

El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina, se cree que es un anti-inflamatorio, así como también un antioxidante. Los antioxidantes son sustancias que se cree que ayudan a prevenir el envejecimiento mediante la inhibición de la ruptura de las células de la oxidación.

En los últimos años, la cúrcuma ha ganado mucha atención por sus posibles propiedades medicinales y otros muchos beneficios, ya que tradicionalmente se ha considerado como una buena ayuda digestiva.

En algunas culturas también tradicionalmente la han reemplazado por la sal; también la cúrcuma está siendo estudiada activamente como un tratamiento preventivo contra el cáncer de próstata, y particularmente para otros tipos de cáncer ambientales.

Estudios recientes indican que la cúrcuma retarda el crecimiento y la propagación de tumores cancerosos existentes. Debido a que las poblaciones que consumen esta especia en grandes cantidades tradicionalmente han tenido una menor incidencia de la enfermedad de Alzheimer, la cúrcuma también está siendo investigada como un medicamento anti-Alzheimer. Los primeros estudios en animales son muy alentadores.

Lee también:  ¿Por qué tenemos que comer saludable?

Si bien los resultados de los estudios que se han realizado aún no son concluyentes, no estaría de más que la gente pueda comenzar a incorporar más cúrcuma en su dieta. A menudo se utiliza como un sustituto del azafrán, debido a su sabor similar y su color amarillo que tiñe los alimentos que se cocinan con este condimento.

Los cocineros pueden agregar un poco de cúrcuma en una guarnición de arroz al menú mediante el uso de una receta de arroz con azafrán y de esta manera poder sustituir la sal.

Debido a que posee un sabor más fuerte que el azafrán, el cocinero tendrá que reducir las cantidades, y con un poco de experimentación obtener la medida justa, junto con un poco de sal.

También se puede añadir a los guisos, platos de carne, cuscús y otros platos que se beneficiarían de un poco de sabor a curry.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas