¿Cuál es la mejor edad para tener hijos?

Si planeas tener hijos hasta que tapices tu pared de títulos académicos, piénsalo dos veces, porque un embarazo después de los 35 tiene demasiados riesgos.

Si eres de esas mujeres modernas que no ve como una prioridad tener hijos en este momento, no queremos alarmarte, pero es importante que conozcas los riesgos de un embarazo a una edad avanzada.

¿Cuál es la mejor edad para tener hijos?

Con la llegada de los anticonceptivos orales en los sesenta, un mundo de posibilidades se abrió frente a los ojos de la mujer moderna. A partir de entonces, estudiaría hasta cuando quisiera y alcanzaría los niveles más altos en su profesión, porque los hijos podrían venir después.

Hasta aquí todo bien; el problema vendría cuando ese después se hizo demasiado lejano.

La edad ideal para tener hijos está entre los 22 y 28 años, asegura la ginecóloga Aída Ábrego de Solís. Un embarazo después de los 35 se considera de riesgo. Esto significa que los problemas que pueden suceder en un embarazo en condiciones normales, se triplican en una mujer mayor.

En primer lugar, la concepción puede ser más difícil de lograr. Muchas mujeres descubren que tienen enfermedades o problemas que les impide procrear hasta que están al término de su edad reproductiva.

Lee también:  Alimentos antioxidantes naturales

Deben tratar estos problemas y eso implica tiempo. Ovarios poliquísticos, trastornos del útero, fibromas, endometriosis y un largo etcétera se incluye en la lista de obstáculos.

De igual forma, las posibilidades de aborto fallido, que no se forme embrión en la gestación, son mucho mayores y las malformaciones congénitas y trastornos como el síndrome de Down son más comunes. Todo esto se explica con la calidad que tienen los óvulos a estas alturas de la vida de una mujer.

Las mujeres nacemos con una cantidad determinada de óvulos, explica la doctora de Solís.

Esto quiere decir que los que ya se ocupan al final de la etapa fértil son los más “viejitos”, por lo que pueden tener deficiencias en el material genético. Esto genera problemas en el momento de la fecundación y las consecuentes enfermedades en el feto.

El cuerpo está agotado

Con los años, el cuerpo humano va perdiendo eficacia para combatir las enfermedades, tiene menos fuerzas y reúne los males que los hábitos de vida han ido acumulando.

Altos niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, e incluso enfermedades como hipertensión arterial y diabetes, podrían afectarte si eres mayor de 40 años. Esto ya constituye un factor de riesgo importante para un embarazo complicado.

Sumado a lo anterior, la embarazada mayor de 35 años tiene más posibilidades de acumular líquidos, de desarrollar hipertensión arterial durante el embarazo (preclampsia y eclampsia), problemas en la columna, várices, hemorroides, trastornos cerebrovasculares, infecciones en las vías urinarias y diabetes gestacional, entre otras dificultades.

Lee también:  El glaucoma: La amenaza de perder la vista

A esta enorme lista de motivos para no retrasar demasiado el embarazo, la doctora de Solís agrega las complicaciones del parto.

Se considera de riesgo y las posibilidades de un cesárea son mayores en cuanto más edad tiene la mujer. Hay más riesgo de hemorragias, agotamiento materno, niños muy grandes (debido a la diabetes) e infecciones.

La recuperación, asimismo, puede ser más complicada que cuando se es joven. La doctora de Solís afirma que las mujeres mayores tienen más probabilidades de sufrir depresión posparto, baja autoestima, trastornos del sueño y agotamiento.

Por todas estas razones, la mujer de hoy debe evaluar si desea tener hijos y plantearse ésto como una meta a cumplir, antes que embarazarse se convierta en una amenaza para su vida y la de su bebé.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas