¿Cómo se diagnostica la desnutrición?

Lamentablemente, es una situación muy común en los seres humanos. Esta ocurre gracias a la baja cantidad de comida que ingiera un individuo por razones propias o socioeconómicas.

Pero ahora bien, ¿cómo se diagnostica la desnutrición? Esta se puede percibir a simple vista, ya que un desnutrido suele verse pálido, delgado y sin energía. En este artículo se tratarán los síntomas de esta terrible condición.

¿Cómo se diagnostica la desnutrición?

¿A qué se debe?

Se puede deber a muchas razones, como, por ejemplo:

Por la falla del organismo:

Que alguien posea una enfermedad –como la diabetes– ocasiona que la absorción de los nutrientes no sea de buena calidad.

Por la falta del acceso al agua potable:

Muchos alimentos deben lavarse antes de cocinarse y consumirse. Sin embargo, al no tener agua, muchos no cocinan para prevenir enfermedades.

Por la falta de alimentos en su vida cotidiana:

Este caso puede originarse por muchas razones:

Lee también:  Sindrome de Asperger
  • Desastres naturales
  • Decisión propia
  • Escasez
  • Inflación

Por la situación económica:

Al no tener suficiente dinero para comprar, la persona puede fallecer de hambre.

Diagnóstico de la desnutrición

Los síntomas de una persona desnutrida pueden verse a simple vista, pero algunos no. Es importante saberlos para identificar el mal de una persona y tratarla. Estos son:

Aspecto pálido:

La piel del individuo empieza a verse de un tono blanco, notándose más entonces en personas de piel oscura.

Debilidad muscular:

Al dejar de ejercitar músculos o consumir propiedades saludables –vitaminas y proteínas– estos suelen tornarse débiles.

Enfermedades presentes con frecuencia:

Que una persona suela estar enfermo cada semana da señales de poseer un débil sistema inmune. Por ejemplo: las gripes, los dolores de cabeza y la fiebre hablan de una falta de nutrientes en el organismo.

Pérdida de peso:

Si se conoce a una persona desde hace mucho y luego de un tiempo se nota una pérdida significante de peso, puede deberse a dos razones:

  1. Estuvo haciendo una dieta saludable:

Empezó a hacer ejercicio, redujo su consumo de azúcares y dejó de beber alcohol. Esto pudo deberse a cumplir con la meta de perder peso, entrando entonces a una categoría saludable.

  1. Está desnutrida:

Pudo dejar de comer por haber desarrollado un trastorno psicológico –anorexia, bulimia– o no tiene dinero suficiente para comprar alimentos.

Lee también:  Cómo dormir mejor

Pérdida de masa muscular:

Cuando se debilitan los músculos, estos suelen reducir en tamaño y, posiblemente, dejen de notarse a simple vista.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas