Cómo mantener los senos firmes sin cirugías

A través de los años, la firmeza de los senos se ve afectada por varios cambios en la vida de la mujer como la pubertad, el embarazo, la lactancia, los cambios de peso abruptos y la vejez.

Durante estos cambios físicos los músculos pectorales se expanden y se contraen perdiendo tono y elasticidad. La buena noticia es que tú puedes hacer mucho por evitar su deterioro. Sigue estos sencillos y prácticos consejos.

Cómo mantener los senos firmes sin cirugías

Evita que los senos pierdan su firmeza y luzcan caídos. Para hacerlo es necesario que cuides de ellos en todo momento, y si todavía están firmes es importante que les des el cuidado necesario.

Buena postura

Si lo ves desde el punto de vista de que la mala postura comienza muchas veces en la adolescencia, se puede decir que la primera regla para mantener unos senos firmes es tener una buena postura.

Procura mantener la espalda recta en todo momento, ya sea sentada o de pie, porque a la vez que te ayuda a realzar el busto te hace lucir más elegante.

Ejercicio: En el gimnasio o en casa

El ejercicio es sumamente importante porque contribuye a fortalecer los músculos pectorales que son los que sujetan los senos. La mayoría de los gimnasios cuentan con máquinas especiales para fortalecer esta área.

Lee también:  Remedios caseros para la tos

Si no tienes tiempo de visitar uno aquí te damos un ejercicio fácil que puedes hacer en cualquier momento: une las palmas de tus manos a la altura del pecho, luego presiona las manos una contra la otra y sentirás como se contraen tus músculos pectorales. Puedes hacer dos sets de 15 repeticiones dos veces al día.

Disfruta y tonifica a la vez

Los deportes también juegan un papel muy importante en el momento de trabajar con el área del pecho.

Así que planifica realizar actividades deportivas como la natación y el remo más a menudo, pues te ayudará a mantener firmes los senos y también a fortalecer todo el cuerpo y a liberar las tensiones.

Dieta balanceada y constante

Mantén una dieta balanceada y saludable. Evita los cambios constantes de peso ya que esto ocasiona flacidez. Si vas a someterte a alguna dieta, procura bajar de peso de manera paulatina para que el tejido vaya acomodándose, aconseja Wandy Ramírez, esteticista radicada en Puerto Rico.

Mucha agua

Ingiere ocho vasos de agua al día. El agua ayuda a hidratar la piel y a mantener el colágeno y la elastina que produce el cuerpo y que es tan importante para mantener la elasticidad de la piel, afirma la especialista en belleza. Además, ayuda a la piel de esta área a mantenerse tersa.

Lee también:  Qué es la esclerosis múltiple

Sostén adecuado

Utiliza un sostén que te ajuste perfectamente, que no sea ni muy pequeño ni muy grande. Si deseas saber cuál es tu talla rodea con una cinta métrica la parte de abajo de los senos, pasando la espalda. A esa medida añádele cinco pulgadas más y sabrás el número de sostén adecuado para ti.

En cuanto a la copa procura que se adapte bien sin que apriete el busto, pero que tampoco deje demasiado espacio libre.

Duchas frías

El agua fría ayuda a tonificar, activa la circulación, contrae los tejidos y pone la piel más tersa, afirma Ramírez. Existen diferentes tipos de duchas y aparatos para conectarlos a las duchas que expulsan el agua de una manera especial para dar masaje en el área.

Hidratación y masaje

En el mercado existen decenas de exfoliadores y cremas que contienen vitamina E, colágeno, elastina y liposomas, que ayudan a eliminar impurezas, hidratar con los nutrientes necesarios y dar firmeza al área de los senos.

Lo ideal es que las apliques en la mañana y en la noche, desde la base del cuello hasta los senos y des masajes en forma circular. Además, visita periódicamente un esteticista que te ayudará con las nuevas técnicas para mantener unos senos envidiables.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas