Causas de la tos

En la mayoría de los casos, la tos ayuda a eliminar los patógenos, mucosidad y otras secreciones que obstruyen las vías respiratorias.

En tal sentido, para tratarla apropiadamente es importante conocer las causas de la tos y los síntomas para aliviar las molestias que se presenten.

Enfermedades ligadas a la tos

Tanto alergias que involucran la nariz y los senos paranasales, el asma, enfisema o bronquitis crónica, pueden ser algunas de los motivos por los que la tos aparece.

Asimismo, no se puede sacar de la lista, el resfriado común y la gripe, así como un sinfín de infecciones pulmonares como neumonía o bronquitis aguda y la sinusitis, hasta llegar al cáncer de pulmón y enfermedades pulmonares graves como bronquiectasia o enfermedad pulmonar intersticial.

Las nombradas anteriormente serian causas por enfermedades, es decir, padecer cierta enfermedad trae como consecuencia que la tos aparezca como un agravante de la misma.

Factores externos

No obstante, existen otros motivos para que la tos aparezca y pueden ser motivos, incluso, externos para el propio organismo y que tienen que ver con los vicios y abuso de sustancias estupefacientes, alto consumo de cigarrillo y tabaco.

Aunque la persona no sea un fumador activo, puede ser, de igual forma, un fumador pasivo, consumiendo el humo expedido por otros e incluso, se ha demostrado que, es igual de perjudicial el humo que libera el parque automotor, buses, automóviles y demás.

Lo más común

Dentro de las causas de la tos más frecuentes, se encuentra la infección viral respiratoria, como el resfrío común. Además de la tos, esto puede ocasionar la congestión de la nariz y la garganta.

En el sistema nervioso hay receptores que se activan cuando el cuerpo necesita toser, en tanto, una infección viral puede causar que estos receptores estén muy sensibles.

Asimismo, la tos también puede estar ligada a alergias a alimentos o líquidos que nos caen mal, a causas nerviosas, en consecuencia de situaciones de nerviosismo, y por último, a causas ambientales, tales como estar en un ambiente muy seco o con mucho polvo.