Cáncer óseo, un problema serio

Uno de los problemas más difíciles que enfrentan las personas con cáncer óseo es la idea de perder un miembro.

Desde hace unos 30 años, esas amputaciones se han venido evitando básicamente de dos maneras: Injertando material óseo de cadáver o reemplazando con prótesis de metal el hueso eliminado.

Cáncer óseo, un problema serio

El material óseo de cadáver, sin embargo, ha tenido sus dificultades, hechas obvias recientemente en varios casos muy publicitados de personas que han recibido injertos de materiales que han estado contaminados de enfermedades infecciosas, como la hepatitis o el sida.

Además, no ha funcionado muy bien en los casos de niños, cuyos huesos están en crecimiento.

De ahí que las prótesis de metal, también en este campo, hayan hecho su entrada triunfal.

“Mi experiencia es que la tasa de supervivencia, tanto cuando se amputa como cuando se colocan injertos de material óseo o prótesis de metal, es la misma”, dice el Dr. Ramiro Nieves, cirujano ortopédico de South Miami Hospital y uno de los pocos especializados en este campo en el sur de la Florida. “Pero las prótesis, hechas de aliaciones de metales, resultan en menos complicaciones y, además, en mi opinión, son las únicas que funcionan en niños.”

Según el Dr. Nieves, para los niños se han desarrollado las prótesis expandibles, que, como la palabra lo expresa, se expanden según se haga necesario hasta que se completa la madurez ósea del paciente.

Lee también:  Riesgos del embarazo en adolescentes

“La expansión se lleva a cabo mediante operaciones sucesivas, y la cantidad de las mismas depende de la edad del niño en cuestión y de cuán rápido crece. Un niño de ocho años podrá tener que someterse a tres operaciones en total, mientras que un niño de 11 sólo dos o una”, indica el Dr. Nieves. “Yo suelo realizar operaciones de expansión cuando el miembro —ya sea pierna, brazo— presenta una diferencia de unos 2 cm (una pulgada) con respecto al otro.

Entonces también extraigo la cápsula que se forma alrededor de la prótesis para facilitar el movimiento.”

Según el Dr. Nieves, el futuro de las prótesis expandibles estará en la posibilidad de llevar a cabo las expansiones sin necesidad de incisiones, algo que está en estudio en estos momentos.

“Sería ideal poder ajustar la prótesis, digamos, cada tres meses. Entonces no habría que abrir, como ahora, para hacer un ajuste tan radical”, concluye.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas