Cáncer de próstata

La próstata es una glándula que solo está presente en el sexo masculino. Está ubicada por delante del recto y en la parte inferior de la vejiga (debajo de ella).

La función de esta glándula es la producción de líquido para promover la movilidad de los espermatozoides en el semen.

Cáncer de próstata

 

Si bien en la juventud del hombre la próstata tiene el tamaño de una nuez, a medida que pasan los años va creciendo. En algunos casos puede desarrollarse un cáncer de próstata.

El principio de todo cáncer de próstata tiene lugar en las células glandulares de esta parte del cuerpo (problema que se conoce como adenocarcinoma).

Origen y factores de riesgo

Entre los factores de riesgo para contraer cáncer de próstata hay que tener en cuenta diferentes elementos.

La edad, el grupo étnico, la nacionalidad, la genética, el tener antecedentes familiares, los hábitos alimenticios y el ejercicio tienen influencia en los niveles de probabilidad de desarrollar esta enfermedad.

El factor de la edad es uno de los más destacados. El cáncer de próstata es muy poco frecuente por debajo de los 40 años. Después de los 50 años, por otra parte, la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer aumenta en gran manera. En algunas familias, por otra parte, el cáncer de próstata podría transmitirse de generación en generación.

Lee también:  Riesgos del embarazo en adolescentes

La incidencia de la alimentación en la incidencia del cáncer de próstata es relativamente baja. Entre los hombres que comen carnes rojas y lácteos suele haber una mayor cantidad de casos de este tipo de cáncer.

La adicción al cigarrillo, por otra parte, podría ser perjudicial para las personas que ya tienen cáncer de próstata, aumentando el riesgo de muerte.

Diagnóstico temprano y tratamiento

Las formas de diagnóstico que se utilizan actualmente para la detección del cáncer de próstata incluyen el examen de antígeno prostático específico (conocido como PSA).

Para diagnosticar el cáncer de próstata también se puede recurrir a un examen digital del recto. En los casos en los que el médico detecta algún tipo de anormalidad en alguno de estos exámenes se indicarán pruebas adicionales para verificar la existencia de un tumor maligno.

Todos los hombres mayores de 40 años deben controlar el estado de su próstata por medio de alguno de los exámenes disponibles, dado que a medida que se acerca la vejez el riesgo de desarrollar problemas en esta parte del cuerpo se incrementa notablemente.

Las formas de tratamiento del cáncer de próstata pueden incluir o no algún tipo de cirugía. Además de la cirugía tradicional se puede recurrir a la crioterapia, a la radioterapia, a la terapia hormonal y a la quimioterapia.

Lee también:  Qué hacer para no dormir

Cada una de las formas de tratamiento disponibles para el cáncer de próstata está indicada para ciertos tipos de manifestaciones de la enfermedad. Vale destacar que, en algunos casos, se puede recomendar la terapia de espera (observación para comprobar cómo evoluciona la enfermedad).

También existen algunas terapias que incluyen la administración de vacunas y existe la posibilidad de implementar terapias alternativas. Hay que considerar que estos últimos sistemas no suelen ofrecer una cura definitiva para la enfermedad, sino que solo ayudan a aliviar cualquier dolor o síntoma.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas