¿Botox o Biopolímeros? ¡Tú decides!

La belleza e inteligencia es las mujeres es notable. Sin embargo, en la época que vivimos la tecnología juega un gran papel en la búsqueda de la juventud eterna, especialmente en las mujeres que se aplican tratamientos como el botox y los biopolímeros para conseguir el rostro que desean. Pero, no todos estos son seguros, algunos pueden ocasionar riesgos serios que aquí te explicaremos.

¿Botox o Biopolímeros?

El botox viene de la toxina botulínica tipo A. Es aplicado en arrugas por el efecto relajante que tiene, no es un tratamiento quirúrgico ya que se aplicación se trata de una pequeña inyección local e intramuscular que no es muy dolorosa.

Si la toxina botulínica tipo A no es bien aplicada puede ser un veneno para el organismo, ya que proviene de una poderosa neurotoxina que puede desarrollar enfermedades peligrosas como el botulismo, generando náuseas, resequedad en la boca y vómitos.

Esta sustancia puede causar la muerte por parálisis muscular progresiva y complicaciones respiratorias.

Si deseas aplicarte botox, asegúrate primero de ir a una clínica o centro especializado que cumpla con la ley, poniéndote solamente en manos de un cirujano estético, plástico, o un dermatólogo. Y, no pierdas nunca de vista lo que te estén colocando.

Respecto a los biopolímeros o células expansivas, son un compuesto de origen vegetal o derivados el petróleo, comenzaron a usarse para aumentar zonas del cuerpo como glúteo, pectoral y líneas de expresión.

Lee también:  ¿Cuáles son los carbohidratos simples?

Cuando este entra al organismo crea bultos por eso empezó a ser utilizados con fines cosméticos con nombres comerciales para ocultar su origen.

Los biopolímeros son muy peligrosos para la salud, puesto que cuando entra al organismo tiene una reacción de rechazo activada por los mecanismos de defensa del cuerpo, generando inflamaciones crónicas que migran a rodillas, piernas y espalda.

Asimismo puede iniciar un síndrome que afecta el flujo de la sangre, afectando a los nervios.

Fallecer también es un riesgo, ya que al colocarlo una inyección de esta sustancia se puede colocar en un vaso sanguíneo por error, lo que puede provocar una embolia pulmonar.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas