Qué es un ataque de pánico

Puede suceder en cualquier momento. Usted puede andar de compras, durmiendo o en una reunión. De repente, su corazón empieza a latir rápidamente, su cara se sonroja y tiene dificultades para respirar. Se siente mareado, fuera de control – tal vez como si fuera a morir.

Ataque de Pánico

Cada año, miles de personas sufren experiencias como ésta. Muchos, pensando que están sufriendo un ataque cardíaco, terminan en la sala de emergencias. Otros tratan de ignorarla y no se dan cuenta de que lo que han sufrido es un ataque de pánico.

Los ataques de pánico son episodios repentinos de miedo intenso que provocan reacciones físicas en su cuerpo.

Entre el 10 y 20 % de los personas sufrirán un ataque de éstos en algún momento de su vida. Anteriormente considerado como “nervios” o tensión, los ataques de pánico ahora se reconocen como un estado con el potencial de incapacidad a la persona, pero que responde al tratamiento.

Se enciende el sistema de alarma

Los ataques de pánico por lo general comienzan en la juventud y pueden ocurrir durante toda la vida. Los episodios usualmente empiezan abruptamente, llegan a su pico en aproximadamente 10 minutos y duran más o menos media hora. Las señales y síntomas pueden incluir latidos rápidos del corazón, sudor, temblor y falta de aire.

Usted puede también tener escalofríos, bochornos, náusea, cólicos abdominales, dolor de pecho y mareo. La garganta cerrada y los problemas para tragar también son comunes.

Lee también:  Sindrome de dravet

Si los ataques de pánico son frecuentes, o si el temor de tenerlos se vuelve peor, es posible que Usted sufra de un padecimiento llamado Trastorno de Pánico.

Muchos investigadores creen que entra en juego la respuesta natural del cuerpo de “luchar o escapar”.

Por ejemplo, si un oso viene tras Usted, su cuerpo reacciona por instinto. Su corazón y respiración se aceleran a medida que el cuerpo se prepara para una situación de vida o muerte. Muchas de las mismas reacciones ocurren en un ataque de pánico. No hay ninguna situación peligrosa, pero algo hace que se encienda el sistema de alarma de su cuerpo.

Hay tres estadíos en el Trastorno de Pánico, la fase Somática o Corporal, la Evitativa y Depresiva. En la primera, quien la sufre busca ayuda buscando la razón de los síntomas corporales, y consulta con médicos internistas, cardiólogos, pneumólogos, neurólogos, frecuentemente sin mucho éxito.

En la Evitativa, trata de no ir a los lugares donde le han dado los Ataques o bien, donde le podrían ocurrir y no tuviera acceso a ayuda. La fase Depresiva entra cuando ante su impotencia, se discapacitan y deprimen. Las fases pueden darse simultáneamente o en otro orden.

¿Cómo obtener ayuda?

Otros problemas de salud, como un inminente ataque cardíaco, hipertiroidismo o síntoma de abstinencia a las drogas, pueden causar similares y síntomas parecidos al Ataque de Pánico.

Si Usted tiene síntomas de un ataque de pánico, es mejor que obtenga atención médica para descartar otras causas.

Tratamientos para el ataque de pánico

Los Ataques de Pánico y el Trastorno de Pánico pueden llegar a incapacitar a la persona. Si, Usted alguna vez sufrió un Ataque de Pánico mientras estaba de compras, podría empezar a evitar ir a tiendas o lugares con mucha gente en un intento de prevenir otro episodio. En casos severos, podría sentir miedo de salir de casa.

Lee también:  Sindrome Turner

Afortunadamente, el tratamiento para los Ataques de Pánico y el Trastorno de Pánico es muy eficaz y la mayoría de las personas pueden volver a sus actividades cotidianas. Las principales áreas de tratamiento son:

Educación

Simplemente saber más sobre los ataques de pánico y del trastorno de pánico le podría ayudar a controlarlos mejor. Su doctor puede darle folletos, recomendar libros y enseñarle técnicas para salir adelante.

Medicamentos

Su doctor le puede recetar un antidepresivo, que normalmente sirven para prevenir ataques futuros. En algunos casos, se puede recomendar un sedante solo o en combinación con otros medicamentos.

La eficacia de cada medicamento depende de la persona. El plazo del tratamiento con medicamento depende de la gravedad del trastorno, su respuesta y la eficiencia de la terapia.

Terapia

Esta opción incluye sesiones con su psiquiatra o psicólogo en las que se aprenden técnicas para salir adelante y manejar las situaciones que desencadenan la ansiedad. La mayoría de las personas necesitan únicamente de ocho a diez sesiones. Normalmente no es necesaria la psicoterapia de largo plazo.

Aprendamos a salir adelante

Los ataques de pánico son comunes y pueden incapacitar a la persona. Si Usted los ha sufrido, debe consultar a su doctor e informarse para aprender más sobre su padecimiento. Con educación y tratamiento, los Ataques de Pánico no deben afectar se estilo de vida saludable, activo y placentero.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas