Salud

15 Alimentos ricos en colágeno

Para asegurar una buena cantidad de colágeno en el cuerpo debemos consumir alimentos ricos en colágeno.

Qué ese el colágeno

Compuesto por los aminoácidos como la Glicina, Prolina, Arginina y la Hidroxiprolina, el colágeno representa la forma más abundante de proteína que se encuentra en el cuerpo humano.

Se corresponde con el 30% de las proteínas presentes en el organismo y puede ser encontrado en los ligamentos, huesos, tendones, vasos sanguíneos, tracto digestivo, corazón, vejiga, vesícula biliar, riñones y tejido conectivo.

Para que sirve el colágeno

El componente es responsable de proporcionar firmeza a la piel, por renovar las células de la piel y proporcionar elasticidad. También es el elemento preponderante en los cabellos y las uñas, ayudando a mantener las células y tejidos juntos, además de proteger la piel de la absorción y la propagación de sustancias dañinas como toxinas, microorganismos y células cancerosas.

Así mismo, el colágeno también puede ayudar a tratar el síndrome del intestino con fugas, puede acelerar el metabolismo, fortalecer las uñas y los dientes, tiene una acción desintoxicante y ayuda a reducir las marcas de celulitis.

Con el pasar de los años y el envejecimiento, a partir de los 35 años de edad, la producción de colágeno por parte del cuerpo disminuye. El resultado de esto es que el pelo se queda sin vida, la piel se vuelve flácida y arrugada, los tendones y los ligamentos, ya no son tan elásticos como antes; y las articulaciones se vuelven más rígidas.

Alimentos que contienen colágeno

La buena noticia es que existen alimentos que son excelentes fuentes de colágeno.

Alimentos ricos en colágeno

Por ello, a continuación te presentamos una lista con los 15 mejores alimentos en este rubro; sin embargo, antes de conocer los alimentos ricos en colágeno, es importante saber que no basta con ingerir alimentos con colágeno para abastecer el cuerpo con la proteína, sino que también es importante consumir alimentos que traigan nutrientes que estimulan la producción de la sustancia.

¿Y cuáles son esos nutrientes? La vitamina C, la vitamina E, el cobre, el selenio, el zinc, azufre y silicio. Además de la vitamina A, que ayuda a reparar el colágeno que ya ha sufrido daños.

Veamos qué alimentos debes incluir en tu dieta para conseguir más colágeno:

Gelatina

Rica en colágeno, la gelatina tiene la ventaja de ser un postre que no estimula el aumento de peso, al además de hacer bien a la piel, uñas y cabello.

Carnes

En la lista de los alimentos ricos en colágeno, las carnes no pueden dejar de aparecer, y es que son fuentes de proteínas que estimulan la producción del mismo.

Huevos

Así como las carnes, los huevos tienen proteínas en su composición, por lo tanto, también contribuyen con el aumento de la producción de colágeno en el organismo humano.

Frutas cítricas

Las frutas cítricas como la naranja tienen vitamina C, que contribuyen a la síntesis de proteínas, que después se transforma en colágeno. La recomendación es comer de tres a cuatro porciones de frutos cítricos por día.

Frutas rojas

Frutas rojas como la fresa y la mora contienen vitamina C y flavonoides, que al trabajar juntos, tienen acción antioxidante, de forma que combaten los radicales libres y el envejecimiento del cuerpo humano, que es un gran causante de la disminución de los niveles de colágeno en el organismo.

Castañas, nueces y almendras

Además de ser fuente de vitamina E, que es importante para la formación de colágeno, las castañas, las nueces y las almendras contienen ácidos grasos poli-insaturados que ayudan en el mantenimiento de la vitalidad de la piel. La orientación es consumir 1/3 de tazas de estos alimentos todos los días.

Avena

La avena es una fuente de silicio, uno de los nutrientes necesarios para la formación de colágeno.

Tomate, pimienta y remolacha

Este grupo de vegetales contiene el antioxidante licopeno en su composición; lo que protege la piel contra el daño, como si fuera un protector solar natural, al mismo tiempo que hace que los niveles de colágeno del organismo aumenten.

Vegetales de color verde oscuro

Los vegetales de color verde oscuro como la espinaca, el brócoli y la col rizada son compuestos de vitamina C, que como ya hemos mencionado aquí, colaboran con la formación de colágeno. Además, su acción antioxidante proporciona protección contra los radicales libres que pueden debilitar el colágeno.

Vegetales de color naranja

Los vegetales de color naranja, grupo en el que la zanahoria y la yuca se destacan como fuentes de vitamina A, son capaces de restaurar y regenerar el colágeno que se ha dañado.

Soja

Hablemos de productos a base de soja, leche de soja, o tofu; el hecho es que todos los derivados de este alimento tienen una hormona que se llama complejo en su composición, que acelera la producción de colágeno y bloquea las enzimas que promueven el envejecimiento de la piel.

Té blanco

De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Kingston, en el Reino Unido, con la Neal’s Yard Remedies, una empresa de productos de belleza, también del Reino Unido; el té blanco puede proteger a las proteínas presentes en la estructura de la piel, en especial el colágeno.

La justificación para la ocurrencia de tal hecho es que la bebida previene la acción de las enzimas que destruyen el colágeno.

Ajo

El ajo posee azufre, que es necesario para la formación de colágeno en el cuerpo humano. Pero no es sólo eso: también cuenta con taurina y ácido lipoico, dos compuestos que son capaces de reconstruir las fibras de colágeno que fueron dañadas.

Ostras

Las ostras son fuentes de zinc, un mineral que es esencial para la formación de colágeno en el cuerpo humano.

Colágeno hidrolizado

A partir de los 35 años de edad, la administración de suplementos de colágeno es considerada esencial, teniendo en cuenta que en este período los niveles de la proteína presentes en el cuerpo tienden a caer.

Una de las formas de hacerlo es consumir el colágeno hidrolizado, un producto que lleva una alta concentración de colágeno puro, que puede ser totalmente absorbido por el organismo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía