Salud

Alimentos buenos para la piel

En este artículo se explica la conexión importante entre alimentos buenos para la piel y las arrugas, y explica cómo el consumo de vitamina C, vitamina E, proteína magra, la coenzima Q10, omega 3, vitamina A, beta caroteno, zinc, quercetina, selenio y alimentos con bajo IG puede ayudar a prevenir las arrugas y líneas de expresión; además de promover la producción de colágeno.

Alimentos buenos para la piel

Esta dieta anti-arrugas te puede ayudar a revertir el proceso de envejecimiento de la piel de adentro hacia fuera.

Consume alimentos ricos en vitamina C y vitamina E

La Vitamina C es sin duda una de las vitaminas más importantes en la batalla contra las arrugas. Diversas investigaciones han demostrado una relación directa entre la ingesta baja de vitamina C y la aparición de una apariencia arrugada y piel seca.

La vitamina C apoya la producción de colágeno y protege contra el daño de la radiación UV. También puede ayudar con problemas de pigmentación de la piel y problemas de la piel.

Para mejorar el efecto anti-arrugas de la vitamina C, combina alimentos ricos en vitamina C con alimentos que contienen vitamina E, otra vitamina que puede proteger la piel del sol. La Vitamina C y la Vitamina E son más eficaces cuando se consumen juntas.

Incluye en tu dieta suficiente de proteína magra

Fuentes de proteína magra definitivamente son alimentos buenos para la piel, ya que contienen aminoácidos que son esenciales para la producción de colágeno y elastina.

El colágeno y la elastina le dan a la piel su textura y su capacidad elástica. Conforme envejecemos, nuestra producción de colágeno y elastina disminuye rápidamente, lo que puede traducirse en arrugas y marcas de expresión.

Los aminoácidos más importantes para la producción de colágeno y elastina incluyen glicina, prolina y licina. Estos tres aminoácidos son abundantes en varios alimentos, incluyendo peces, huevos, carne, frijoles, nueces y semillas.

Para formar colágeno fuerte, los aminoácidos prolina y lisina necesitan de ciertos factores, como la vitamina C, hierro y manganeso.

Consume alimentos que contengan la coenzima Q10

La coenzima Q10 es una sustancia parecida a una vitamina que se encuentra en todas las células humanas.

El cuerpo humano es capaz de sintetizar un poco de su propia Q10, pero el nivel de producción disminuye drásticamente conforme envejecemos. La Q10 se encuentra en varios alimentos buenos para la piel, siendo las fuentes más ricas las carnes rojas, especialmente carnes de órganos como el hígado y el corazón – y sardinas y mejillones frescos.

También se encuentra en algunos vegetales como la espinaca, el brócoli, maní, granos integrales y germen de trigo.

Procesar y cocinar (principalmente freír) reduce significativamente la cantidad de Q10 en los alimentos. Debido a sus grandes propiedades antioxidantes y su capacidad de aumentar los efectos antioxidantes de las vitaminas C y E, la Q10 es un nutriente importante para una dieta anti-arrugas.

Cuidado con las grasas, pero no elimines las “Grasas buenas” completamente

Una dieta rica en grasas puede contribuir a la aparición de arrugas. Pero no debes eliminar todas las grasas de tu dieta. Los ácidos grasos esenciales – que se encuentra en grandes cantidades en alimentos como nueces, semillas, aceite de pescado y granos integrales – son absolutamente necesarios para el funcionamiento adecuado del cuerpo y deben ser obtenidos a través de la dieta.

No sólo son necesarios para diversas funciones en el cuerpo, también son alimentos buenos para la piel, y pueden ayudar a combatir las arrugas cuando se consumen en cantidades moderadas. Además ayudan a hidratar la piel, manteniéndola suave y tersa.

Las investigaciones también sugieren que los omega 3, un tipo de ácido graso esencial, puede ayudar a proteger la piel de daños UV, y, así, retrasar el envejecimiento prematuro y las arrugas. Los efectos protectores son el resultado de las propiedades anti-inflamatorias de estos ácidos grasos.

Hoy en día, la mayoría de las dietas modernas es deficiente en cantidades suficientes de ácidos grasos omega 3. Buenas fuentes de ácidos grasos omega 3 incluyen soja, semilla de linaza, nueces, y pescados como el salmón, el bacalao y el lenguado.

Consume alimentos ricos en vitamina A y betacaroteno

La Vitamina A es un nutriente importante que se requiere para mantener, proteger y reparar la piel. Una deficiencia de vitamina A puede causar erupciones en la piel y piel reseca.

El betacaroteno, a su vez, se encuentra en vegetales y frutas amarillas/naranjas y verdes; como la espinaca, la zanahoria, la batata, la calabaza, el mango, el melón y el albaricoque; además, tiene un papel importante en la dieta anti-arrugas debido a sus propiedades antioxidantes, así como a su papel como precursor de la vitamina A.

Nota: Una gran cantidad de personas en los países occidentales parecen tener una variación genética que les impide convertir el betacaroteno en vitamina A.

Aumenta tu ingesta de zinc

El zinc es otro componente vital de una piel joven, ya que tiene un papel importante en el crecimiento y reparación de tejidos, y en la regulación de la secreción de aceites.

También tiene un papel en la síntesis de proteínas y en la formación de colágeno, dos cosas necesarias para el mantenimiento de la piel sana.

Además, el zinc es necesario para convertir el betacaroteno en vitamina A y es esencial para la producción de superóxido de dismutasa, una enzima antioxidante importante que ayuda a proteger la piel de los daños causados por los radicales libres.

El zinc se encuentra en varios alimentos buenos para la piel. Algunas de las mejores fuentes incluyen ostras, carne roja y aves; también se encuentra en fuentes vegetales como las nueces, el ajo, las verduras y los granos, aunque la avena sobresale como una de las mejores fuentes de zinc que el cuerpo puede utilizar fácilmente.

Consume alimentos que contengan quercetina

Los flavonoides son compuestos naturales que le dan a muchas plantas, incluyendo frutas y vegetales, sus colores vibrantes y las protegen de microbios e insectos.

Algunos de estos compuestos contienen elementos estructurales que actúan como antioxidantes y eliminan los radicales libres, contribuyendo así en la batalla contra las arrugas.

La quercetina, uno de los flavonoides más abundantes en la naturaleza, es particularmente eficaz en la eliminación de los radicales libres.

Algunos alimentos buenos para la piel por tener la quercetina son la cebolla, el brócoli, la manzana, las uvas moradas, los cítricos, las cerezas, el té, el vino tinto y muchas frutas rojas como frambuesa y arándano.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía