Alimentación durante el embarazo

Cuidar de tu alimentación durante el embarazo es una tarea que se debe vigilar con rigurosidad, pues la misma tiene un gran impacto en el desarrollo del bebé, así como en tu salud.

Lo primer que debes tener en cuenta, es que a partir del momento en que comienza tu embarazo, comenzarás a comer por dos. Con esto no nos referimos a caer en excesos y comer todo lo que se te antoje o sencillamente doblar las raciones de comida, sino a consumir alimentos que te nutran a ti y al feto.

Los especialistas indican que las mujeres embarazadas deben consumir aproximadamente 300 calorías más de las normales, pues esta es la dosis diaria que necesita el bebé para su desarrollo.

Alimentación durante el embarazo

Un menú saludable

Elevar el número de calorías diarias no significa tener luz verde para comer comida chatarra y chucherías, por el contrario, es un llamado a que bajes los consumos de grasas saturadas y de azúcar, y que comiences a consumir alimentos que aporten calorías saludables.

Por otra parte, es importante que el consumo de calorías, nutrientes y vitaminas se haga de forma adecuado, pues de otra forma el feto comenzará a adsorber las del cuerpo de la madre y ello causará problemas es su salud.

Además de alimentos con un sano aporte calórico, la recomendación es para que la también incluyas en tu dieta alimentos que contenga hierro, ácido fólico, fibra, potasio, vitaminas, fósforo y zinc.

Lee también:  Sindrome Guillain Barré

Otro elemento que debe ser consumido constantemente durante el embarazo es el calcio, ya que la misma ayuda al crecimiento óptimo del bebé y a la fortaleza de la madre en esta etapa.

Además de cuidar tu alimentación, a lo largo del embarazo debes velar por estar hidratada en todo momento. Por otra parte, debes alejarte del alcohol, las bebidas gaseosas y la cafeína. Recuerda que la vida y el desarrollo correcto de tu bebé es lo primordial.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas