Qué es la vitamina k

La vitamina K es liposoluble, es decir, necesita de la grasa para ser absorbida. Es conocida por su papel vital en la formación de las proteínas que participan en la coagulación de la sangre.

Sin embargo, también tiene un papel fundamental en otras funciones de nuestro organismo, tales como construir y reparar los huesos, y ayudar en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Tipos de vitamina K

1) Vitamina K1

También conocida por filoquinona. Se encuentra de forma natural en plantas, vegetales de hoja de color verde. La vitamina K1 se va directamente al hígado, donde se metaboliza y se asegura de que la coagulación de la sangre se produce de forma normal y eficiente.

2) Vitamina K2

También conocida por menaquinona Esta vitamina es sintetizada por las bacterias de nuestro tracto gastrointestinal. La vitamina K2 es enviada directamente a las paredes de nuestros vasos sanguíneos, tejidos alrededor del hígado y los huesos.

3) Vitamina K3

También conocida por menadiona. Es una forma sintética de vitamina K3 y puede ser tóxico si se toma en dosis muy altas.

Beneficios de la vitamina K

Además de la importancia que la vitamina K tiene en la coagulación de la sangre, hay muchos otros beneficios que obtenemos con esta vitamina.

✓ Ayuda en la prevención de la osteoporosis

La suplementación con vitamina K puede ayudar en la prevención de la osteoporosis. La vitamina K funciona como una especie de pegamento que mantiene los huesos «juntos». Numerosos estudios han demostrado que la vitamina K no sólo previene la degradación de los huesos, sino que puede aumentar la densidad ósea.

✓ Evita el sangrado excesivo

Este beneficio es muy importante para aquellos que sufren de enfermedades hepáticas, ya que la vitamina K va a reducir la probabilidad de sangrado del hígado. Va a ayudar a prevenir el sangrado en la menstruación de las mujeres.

✓ Ayuda en la pérdida de peso

Como la vitamina K, mejora la sensibilidad a la insulina, puede tener un papel importante en la pérdida de peso. Esto, porque la insulina es una hormona potente que señala la necesidad de almacenar grasa.

Si te conviertes más sensible a la insulina, menor será la necesidad de producir, y entonces menos grasa terminará por almacenarse.

✓ Ayuda en la protección del corazón

La vitamina K2 tiene la capacidad de potenciar la prevención de la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), condición que puede conducir a ataques cardíacos. La vitamina K2 evita que el calcio se acumule en las arterias, previniendo así la formación de placas fibrosas, estas placas que pueden desarrollar problemas cardíacos.

✓ Puede prevenir la diabetes tipo 2

La vitamina K puede tener un papel importante en la prevención de la diabetes tipo 2, y esto se debe al hecho de mejorar la sensibilidad a la insulina.

✓ Promueve la buena salud del sistema digestivo e inmunitario.

Los estudios han demostrado que la suplementación con vitamina K puede tener un papel importante en la mejora del sistema inmunitario, así como en el sistema digestivo.

Aprende más sobre la vitamina K

[pt_view id=»ea975cehvg»]

Entradas recientes