Cómo ahorrar en el regreso a clases

Septiembre (o enero en algunos países) es uno de los meses más temidos para los bolsillos, tarjetas de crédito y cuentas corrientes de aquellos adultos que en un momento de su vida decidieron que su estirpe no debía extinguirse.

Los pobres objetos inanimados tiemblan del miedo que les produce el pensar en el sablazo de comenzar un nuevo ciclo escolar. Y es que tener hijos, y educarlos, sale muy pero que muy caro. Pero no debes preocuparte, porque aquí encontrarás algunos consejos.

Cómo ahorrar en el regreso a clases

Aprovecha las ofertas

Este año debido en buena medida a la crisis, los pequeños comercios ofrecen a las familias con hijos muchos más descuentos en el material escolar que van a necesitar.

Una diferencia notable si se compara con años anteriores y con las grandes superficies.

Compra antes

Nosotros, debemos aprovecharnos de esta situación y sacar el mayor partido posible. ¿Y cómo podemos hacerlo? Pues muy sencillo, yendo a comprar todo lo necesario lo antes que sea posible.

Y es que si nos quitamos el embrollo de comprar los libros, cuadernos, bolis, mochilas, uniformes, babies, chandals, zapatillas y zapatos, que no son poco, antes de irnos de vacaciones, luego no tendremos que sufrir las prisas de última hora, el que no quedan tallas, hay colas para pagar, los niños se aburren de esperar. Un jaleo.

Lee también:  ¿Dónde ahorrar dinero y ganar intereses?

Aparte de prolongar nuestra vida unos cuanto añitos más por no sufrir el estrés, debes saber que tu bolsillo también va a salir beneficiado. Si no te esperas al último día es posible que acabes pagando una media de 120 euros menos.

Las asociaciones de consumidores

La OCU, la mayor asociación de consumidores de España, también está al tanto de lo que cuesta hacer frente a los gastos escolares y ha lanzado una serie de consejos para ayudar a las familias a ahorrar el máximo dinero posible.

Haz un presupuesto

En el caso de uniformes y ropa lo mejor que se puede hacer es elaborar antes de salir a comprar una lista con lo necesario y un presupuesto que intentar no superar. Intentar, siempre que se pueda comparar precios, puesto que entre unos establecimientos y otro puede existir mucha diferencia.

Además, comprar de forma escalonada también ayuda enormemente.

Elije utilidad antes que vistosidad

Si en los libros de texto los profesores tienen la última palabra, en cuestión de materiales (cuadernos, bolis, rotuladores) los padres somos los que elegimos. Y no debemos escoger el más bonito o el que lleve la imagen del actor/actriz de moda sin fijarnos en su calidad.

Debemos equilibrar la balanza y hacernos con el de mejor calidad a un precio asequible. Sólo así conseguiremos ahorrar.

Lee también:  ¿Debemos ahorrar sólo cuando hace falta?

Una mochila debe ser cómoda

Por último, pero no por ello menos importante, es la elección de la mochila. Para ello, hay que tener en cuenta factores como la comodidad, el tamaño, el tipo (si es de carro, bandolera o de asas) y el precio que más se adapte al usuario, dejando en un segundo plano la estética del producto.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas