Sindrome de Crohn

El Sindrome de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal, que afecta a todo el tracto digestivo comenzando desde la boca hasta el ano, pero la gran parte se ubica en la última porción del intestino delgado y la primera porción de intestino grueso.

Sindrome de Crohn

Qué es el síndrome de Crohn

En las zonas más afectadas se suele producir una ulceración crónica, con sangrado y estrechamiento intestinal, lo cual de forma directa se puede obstruir el tubo digestivo.

Sus síntomas suelen ser lesiones anales, fiebre, dolores abdominales, aftas bucales, fatiga, disminución de peso, anorexia, dolor y calambres en el cuadrante derecho del abdomen. Y también sufrir esta enfermedad trae consigo como resultado de la escases de Vitamina B12 y hierro. Y se debe a que implica tener mala absorción de la misma.

Su aparición suele darse en dos rangos de edades, la primera puede darse a los 20 y 30 años y la segunda a partir de los 60, afectando de del mismo modo forma a ambos sexos. Los ataques suelen darse cada pocos meses o años.

Si suele durar muchos años se deteriora de manera muy notoria la función intestinal, y esos segmentos del intestino tendrán que ser extirpados quirúrgicamente. La evolución de la enfermedad es por medio de los brotes seguidos de remisiones espontáneas.

Aunque sea una enfermedad rara de origen desconocida, parece tener una base en el sistema inmune, o sea, que puede estar siendo generada por anticuerpos que lesionan las células intestinales, en otras palabras más simples, se la tiene en cuenta como una dolencia autoinmune.

Lee también:  ¿Por qué el consumo de drogas puede provocar enfermedades mentales?

Síntomas

A continuación les dejaremos algunos de los síntomas del Sindrome de Crohn:

  • Dolores abdominales en las zonas altas y bajas.
  • Diarrea crónica esteatorreica, con exceso de grasas.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución de apetito, y por ende de peso.
  • Malnutrición por la incorrecta absorción de los nutrientes.
  • Náuseas y vómitos.
  • Anemia por falta de hierro, la cual es originada por el sangrado crónico rectal.
  • Úlceras en boca y ano, durante la fase activa de la enfermedad.

Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas