Sindrome de Burnout

El sindrome de Burnout (quemado, fundido, agotado) fue descrito por el psiquiatra Herbert Freudenberger en el año 1974 y es definido como un proceso paulatino, es decir, lento, por el cual las personas que lo sufren pierden interés en su trabajo, el sentido de la responsabilidad y pueden hasta llegar a profundas depresiones que llevan a la muerte en alguno de los casos.

Sindrome de Burnout

Qué es el sindrome de Burnout

El agotamiento es físico y psíquico, significa estar o sentirse como quemado, acabado, sobrecargado, extenuado, el cuerpo se encuentra literalmente quemado.

No es un estrés común, sino laboral y crónico: la persona lleva varios años, semanas o días en los que viene afectado por el cansancio y se deja estar, se automedica con lo que tenga al alcance de su mano y cae en el síndrome cuando el estrés se hace crónico y muy pesado.

Esta afección se presenta en personas muy autoexigentes y perfeccionistas, poseen problemas para delegar, concentradas o reducidas en su rendimiento y superación profesional, suelen no recordar sus necesidades básicas. Este mal afecta, más que nada, a aquellos cuyo trabajo tiene una repercusión directa sobre la vida de las demás personas.

Es habitual verlo en profesionales vinculados con la medicina.

Lee también:  ¿Qué es la medicina ortomolecular?

Etapas

El cansancio emocional

Es el elemento central del síndrome y se particulariza por una sensación en aumento de agotamiento en el trabajo. El agotamiento emocional origen de la sensación de desesperanza.

Crea así una actitud impersonal, deshumanización de las relaciones hacia las personas y miembros del equipo, mostrándose desunido, a veces cínico y utilizando etiquetas despectivas o bien en ocasiones tratando de hacer culpables a los demás de su entorno por sus frustraciones y reduciendo su compromiso laboral.

De esta manera trata de aliviar las tensiones y trata de adaptarse a la situación del momento.

La despersonalización

Esta es la falta de iniciativa laboral, con ausentismos y desganos. Tiene muchas actitudes de aislamiento con tono muy pesimista y negativo, que va tomando poco a poco el sujeto y que surgen para resguardarse de agotamiento.

La falta de realización personal

Es sentir que las demandas del trabajo llegan a exceder su capacidad, se encuentra muy insatisfecho con los logros profesionales obtenidos y una sensación de impotencia.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas