Sindrome brugada

El sindrome Brugada es un trastorno genético o hereditario, muy poco común del sistema eléctrico del corazón. Aunque las personas que lo sufren nacen con el sindrome Brugada, por lo general no se dan cuenta de que lo poseen hasta la tercera o cuarta década de la vida.

Los únicos síntomas del sindrome Brugada radican básicamente en la pérdida del conocimiento, al que se le conoce como síncope, o en muerte súbita cardíaca, pero ciertos pacientes a su vez pueden tener palpitaciones.

Sindrome brugada

En el sistema eléctrico del corazón, los impulsos eléctricos tiene que ser transmitidos por los tejidos eléctricos capacitados para ello y por el músculo cardíaco mismo, es decir, por el miocardio.

Estos tejidos eléctricos y el miocardio pueden transportar la electricidad debido a la presencia de moléculas específicas que son denominadas, medicamente hablando, canales iónicos, que dan la posibilidad a las partículas de carga positiva y negativa que atraviesen las paredes de las células.

Las personas que sufren del sindrome Brugada poseen un defecto o dificultad en uno de esos canales iónicos. En uno de cada tres pacientes, ese defecto se ubica en el canal denominado como SCN5A.

Este defecto puede generar una dificultad sumamente peligrosa del ritmo cardíaco llamado fibrilación ventricular, que radica fundamentalmente en latidos mucho más rápidos y desorganizados que a veces llegan hasta 300 latidos cada 60 segundos.

Lee también:  Sindrome moebius

Estos latidos desorganizados hacen que el corazón bombee muy escaza sangre al cerebro y al resto del cuerpo, y son potencialmente mortales.

Por lo habitual, el sindrome Brugada es un trastorno hereditario, ¿qué se quiere decir con esto?, que se transmite entre las personas de una familia, de un padre o ambos padres a su hijo.

En cerca de la tercera parte de los pacientes los médicos ya conocen cuál es el gen responsable del trastorno que desemboca en el síndrome de Brugada.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas