La cirugía de cataratas

Envejecer no necesariamente es sinónimo de pérdida de visión. Sin embargo, con la edad los problemas empeoran.

Se estima que más de la mitad de los estadounidenses de 65 años o mayores muestran indicios de tener cataratas, una especie de nube que se forma en el lente del ojo que interfiere con la visión.

La cirugía de cataratas

Ocurre que, según el Shepens Eye Research Institute, afiliado a la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, a pesar de que las cataratas se pueden formar por varias condiciones como enfermedades crónicas del ojo, heridas y diabetes, la causa más frecuente es la vejez.

“Es una condición completamente normal”, dice el doctor Oscar Miñoso, cirujano oftalmólogo de Miami. “Es como las canas, basta con vivir lo suficiente como para que nos dé”.

Según Miñoso, el proceso de formación de las cataratas, es decir, cuando el lente natural del ojo comienza a opacarse, empieza desde que el feto está en el vientre de la madre, a los 21 días de gestación. “Eventualmente el ojo se opaca lo suficiente que impide la vista. En ese momento se le llama una catarata”.

Nélida Ledesma, a sus 62 años de edad, no se escapó de ella. Hace aproximadamente ocho meses perdió gran parte de la vista. “Era como si tuviera un paño en los ojos, como cuando los espejuelos se empañan”, recuerda.

Lee también:  Educación para la salud

Las cataratas, que desafortunadamente tenía en ambos ojos, le impedían conducir: “Ya no veía claramente las señales”. Tampoco podía trabajar: “Cada vez que se desensartaba el hilo de la máquina de coser tenía que llamar a la jefa”. O disfrutar de su pasatiempo favorito: la lectura.

Pero la costurera de Miami decidió poner fin a su problema con uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes y efectivos que se hacen en Estados Unidos. Según el Instituto Nacional del Ojo (NEI), cada año se practican alrededor de 1.5 millones de cirugías de cataratas que mejoran la visión de aproximadamente el 90 por ciento de las personas que se someten a ella.

Según los expertos, en muchos casos la visión puede mejorar utilizando distintas gafas, lentes de aumento o iluminación más fuerte.

Sin embargo, cuando esto no funciona, la cirugía es el único tratamiento efectivo para curar las cataratas; una de las primeras causas de ceguera en Estados Unidos.

El procedimiento

En la operación de catarata se remueve el lente natural opaco o nublado. Lógicamente, al extraer el lente natural hay que poner uno artificial que permita al paciente enfocar la imagen en la retina. En la mayoría de las cirugías de cataratas el lente natural se reemplaza por uno intraocular que queda permanente en el ojo.

La operación dura de 10 a 15 minutos por lo general y está bastante perfeccionada.

Lee también:  Los efectos de usar tacones altos

A pesar de que hay varios procedimientos para operar las cataratas, el más practicado en Estados Unidos es el de la facoemulsificación.

“Emulsificar significa romper en pedazos y faco significa hacerlo con una onda, en este caso una onda de sonido”, dice el doctor Miñoso. “Se hace una incisión muy pequeña en el ojo, usualmente de 2 milímetros y medio, y se introduce la punta de este aparato que vibra a una velocidad tremenda.

Las vibraciones rompen la catarata en pedacitos pequeños. [El mismo aparato] absorbe los pedacitos y por ese mismo huequito se introduce una prótesis o lente artificial”.

En caso de tener cataratas en ambos ojos, nunca se extraen al mismo tiempo. Ledesma se operó primero uno y días después el otro. “Antes de la operación pasé dos días con dolor de estómago por los nervios. Pero la verdad es que no me dolió nada”.

El costo de la cirugía de cataratas

“Si tienes seguro médico no te cuesta nada”, dice el doctor Miñoso, descontando el deducible. De lo contrario, “entre lo que pagas al hospital, al anestesista, por el material y por el médico son 2,400 dólares por ojo aproximadamente”.

El NEI recomienda que sólo se opere la catarata cuando la pérdida de visión interfiere con las actividades diarias.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas