El sindrome de la cabeza quemada

El sindrome de la cabeza quemada: Se sabe que la sobresaturación de los estímulos externos agota de forma física y mental. Existen entornos, como el laboral, en los cuales ese deterioro puede provocar un sufrimiento preocupante.

La sensación de haber fundido motores, de hallarse ante un cuadro de máximo debilidad, a causa de fuertes presiones en el trabajo, se conoce como “burnout”, “síndrome del quemado” o “síndrome de la cabeza quemada”.

El sindrome de la cabeza quemada

La posibilidad de relacionar esta mezcla de estrés y desgate psicofísico como una enfermedad, y que sea vinculada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido debatida en el año 2012 en el 27° Congreso Argentino de Psiquiatría que se festejó en Mar del Plata.

En ese espacio, un equipo de psiquiatras argentinos ha avalado una administración en este sentido por medio de un trabajo científico, con el cual se ha sostenido que a ese denominado síndrome de la cabeza quemada ya lo padece uno de cada tres profesionales.

Los psiquiatras creen  y suelen sostener que podría haber burnout en el que hay personas prestando un servicio a personas. Al respecto, las estadísticas argentinas han mostrado que médicos, docentes y personal de atención al público, son los que más han sufrido la dolencia.

Lee también:  ¿Qué es salud social?

Poseen en común la violencia de sus interlocutores: clientes que insultan, pacientes y familiares que agreden y alumnos o padres que atacan. Eso sostiene la psiquiatra Elsa Wolfberg, quien es especialista en medicina del trabajo y miembro del equipo.

Se cree que no va a ser simple el incluir esta dolencia como enfermedad laboral porque eso quiere decir que tanto las entidades como el sistema de salud tendrán que hacerse de salud tendrán que hacerse responsables de que algunos de los trabajadores se enferme, pues fue  lo que Jorge Bertein, quien es profesor de Medicina Familiar en la Universidad Favaloro explico.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas