El secreto japonés para vivir más

De acuerdo con el Ministerio de Salud japonés la edad media de los varones en el archipiélago es de 76.36 años mientras que las mujeres alcanzan los 82.84 años de edad.

Ambas cifras son sensiblemente superiores a las de países americanos y europeos donde enfermedades de corazón, dietas ricas en grasas y hábitos de vida sedentarios cobran un alto precio.

El secreto japonés para vivir más

Pescado y ejercicio

La dieta japonesa es, tradicionalmente, rica en pescado como es natural en un país rodeado por océano y de fuerte tradición marinera. No sólo eso, la alta densidad de población y la escasez de recursos han limitado el desarrollo de la cría de ganado vacuno.

Debido a eso el precio de la carne es tan alto que la dieta de una familia media la excluye casi completamente, reforzando el consumo de arroz, vegetales y pescado.

Por lo tanto el japonés mantiene durante toda su vida una dieta que ha sido calificada de deportista olímpico y que reduce el riesgo de ataques al corazón y artritis y refuerza el sistema inmunológico.

Además, la tercera edad se mantiene excepcionalmente activa.

Al menos el 30 por ciento de los usuarios de los gimnasios municipales repartidos por el país son ciudadanos de más de 55 años y casi un 85 por ciento de ellos utilizan bicicletas, muy populares en Japón, para sus desplazamientos.

Lee también:  Tengo ansiedad por comer

Los misterios del natto

Pero si hay algún secreto en la longevidad nipona cerrado a los extranjeros ese es el El secreto japonés para vivir más; y no porque los japoneses no estén dispuestos a compartirlo con el mundo sino porque, aunque ellos lo encuentren delicioso, nadie más parece dispuesto a incluir natto en su dieta diaria.

La razón es que este producto, hecho a partir de soja, tiene un olor tan desagradable y una textura tan pegajosa que las fuerzas estadounidenses que ocuparon las islas tras la Segunda Guerra Mundial prohibieron su venta, convencidos de que un plato tan putrefacto era responsable de enfermedades como el tifus y el cólera.

Nada más lejos de la realidad; a pesar de su desagradable apariencia que sólo los japoneses parecen tolerar, el natto es un eficaz remedio contra la trombosis (inflamación de las venas que resulta en el corte de flujo sanguíneo) y otras enfermedades coronarias.

El doctor Horiyuki Sumi, de la Universidad de Kurashiki, descubrió que la razón está en la enzima fibrinolítica y la vitamina K2 abundantes en el natto.

La combinación de ambas, además de combatir los males del alcohol y las grasas, da al natto importantes propiedades anti-bacterianas y previene la descalcificación ósea.

Numerosos intentos de hacer el natto más sabroso han resultado en una disminución de sus propiedades curativas, por lo que, de momento, alcanzar la mítica longevidad japonesa requiere pasar por la nada fácil rutina de consumir ese alimento una vez al día.

Lee también:  Olvídate de los rizos en el cabello con este método

Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas