El cáncer de estómago

El cáncer de estomago es una de las enfermedades más graves que puede afectar al sistema digestivo. Esta afección invade las células del estómago, generando una mutación por la que se generan células cancerosas en los tejidos del estómago (tanto en la parte externa como en la interna).

Los primeros síntomas por los que se pueden tener indicios de la presencia del cáncer de estómago son las indigestiones frecuentes, la acidez estomacal, la pérdida del apetito y la sensación de cansancio.

El cáncer de estómago

A medida que las células con tumor van aumentando de tamaño pueden aparecer otros síntomas como pérdida de peso constante, dolor estomacal (después de cada comida), vómitos, sensación de hinchazón después de todas las comidas (incluso de las pequeñas) y sangre en las deposiciones.

Hay que considerar que pueden pasar un tiempo antes de que se manifiesten los primeros síntomas (mientras se desarrolla el cáncer).

Riesgo de contraer cáncer de estómago

La población que puede tener el mayor riesgo de desarrollar un cáncer de este tipo es la que haya sufrido previamente una infección a causa de la bacteria Helicobacter pylori (esta bacteria causa úlceras estomacales y otro tipo de problemas a nivel digestivo).

Lee también:  Lo que debes saber para comer saludable

Los pacientes de sexo masculino (sobre todos los mayores de 50 años) tienen un mayor riesgo de contraer esta enfermedad.

Las personas que ya tienen pólipos en el estómago o que acostumbran a beber alcohol en cantidad y a fumar cigarrillos también tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de estómago.

El diagnóstico

Cuando existe sospecha de que una persona pueda llegar a tener cáncer de estómago, por lo general, se recurre a un examen físico que puede estar seguido de una endoscopia.

La endoscopia consiste en un análisis en el que al paciente se le introduce un tubo iluminado en su boca para que llegue hasta el estómago.

Antes de introducir este elemento en el tubo digestivo de la persona, de todas maneras, se puede administrar algún psicofármaco sedante o anestesia.

Al hacer una endoscopia el médico especialista puede extraer una muestra de tejido del estómago. Esta muestra, posteriormente, será analizada en laboratorio para comprobar la presencia o ausencia de distintos elementos potencialmente cancerígenos.

El tratamiento del cáncer de estómago

Para decidir cuál será el tratamiento que se aplicará en un caso de cáncer de estómago en primer lugar hay que determinar con certeza el sitio en el que se aloja el cáncer y comprobar si ha habido metástasis (es decir, si el cáncer ha viajado a otras partes del cuerpo).

Lee también:  Placenta previa ¿Qué es?

Solo entonces se decidirá cuál es el tratamiento más apropiado. Algunas de las opciones de tratamiento para un caso de cáncer de estómago incluyen las intervenciones quirúrgicas, quimioterapia, radioterapia y terapias combinadas.

Otro de los elementos que se tendrán en consideración antes de seleccionar una forma de tratamiento es la edad y el estado de salud general del paciente.

Las probabilidades de éxito en un tratamiento contra esta enfermedad dependen de la velocidad del diagnóstico (cuanto antes se lo detecte tanto mejores serán las expectativas de éxito).


1 comentario

  1. Felicia Lopez dice:

    Gracias por esto, la verdad que es bueno conseguir paginas como esta, ahora mismo comenzaré un proyecto muy relacionado.


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas