Cuándo aparece la agorafobia

La agorafobia no respeta edad ni sexo, este es un punto que hay que destacar para empezar. El trastorno está vinculado a todo miedo incesante y súbito que siente el afectado cuando está envuelto en ciertas sensaciones.

Sobre cómo se origina el problema no hay un libro exacto, pero si variables que estudiar porque no son las mismas en cada paciente.

Cuándo aparece la agorafobia

La edad promedio

Se estima que la mayoría de los afectados con agorafobia rondan las edades desde los 18 hasta los 35 años, pero la edad de 28 es el punto más alto de afectación. En los últimos estudios médicos, los resultados son alarmantes debido a que cada vez vemos gente más joven con dicho problema. Afortunadamente, aún, los adolescentes se presentan como los afectados por agorafobia.

Situaciones estresantes

Todos y cada uno de nosotros hemos pasado alguna vez por situaciones estresantes. De hecho, forman parte de nuestra vida cotidiana. No obstante, todo en exceso tiene su repercusión sobre la salud. La agorafobia comienza a partir de situaciones amenazantes constantes. El individuo crea una psicosis y poco a poco se va excluyendo de la sociedad.

Malas experiencias durante la edad infantil

Se puede decir que este es uno de los factores de riesgos más preponderantes. A pesar de que los infantes son los menos afectados por el trastorno, las experiencias durante la infancia son determinantes. Situaciones como asfixia, y mucha violencia durante la misma suelen crear un ámbito de miedo y pánico hacia las personas y ciertos lugares.

Lee también:  Sindrome de Marfan

Malas percepciones

Todos tenemos una percepción de la vida y del mundo distinto. Sin embargo, la tendencia a dar una mala interpretación sobre los eventos factuales es de importancia. Por ejemplo: exagerar en una situación de angustia de manera constante puede convertirte en agorafóbico si no se corrige a tiempo.

Síntomas fisiológicos

Ahogo, palpitaciones sin razón de ser en ciertos momentos puede ser un indicio de una inadecuada respuesta del cuerpo ante algunas experiencias, abriendo poco a poco la puerta al trastorno agorafóbico.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas