Consejos para cuidar la salud de los niños

Para los padres, una de las misiones más importantes es la de cuidar de la salud del niño y del adolescente. Esta es una tarea que comienza desde los primeros años de vida del hijo y permanece hasta la vida adulta. Este cuidado es fundamental para garantizar el crecimiento y el desarrollo saludable del niño y del adolescente.

Para ayudar a las familias a cuidar de la salud de los niños, a continuación, te presentamos algunos consejos esenciales:

cuidar la salud de los niños

1. Ofrece una alimentación adecuada para cada fase

Como hemos visto, garantizar la salud del niño y del adolescente es algo primordial para los padres. Por ello, es importante ofrecer a los hijos una alimentación adecuada para su edad. Durante la primera infancia, es interesante que la familia presente al niño alimentos muy variados. Esta diversidad hará que el pequeño se acostumbre a consumir verduras, legumbres y frutas, evitando un posible rechazo en el futuro.

Con los adolescentes, la sugerencia es estar atento a los hábitos alimenticios comunes en esa franja de edad. Muchos jóvenes abusan de los alimentos industrializados y no practican ninguna actividad física. Este tipo de comportamiento puede traer problemas de salud para tu hijo, aún en la adolescencia.

Lee también:  Sindrome de Addison

Para cuidar la salud del niño y del adolescente es preciso ofrecer una dieta completa, con vitaminas, sales minerales y proteínas que ayuden en el crecimiento de tu hijo.

2. Mantén sus vacunas en día

Otro consejo importante para cuidar la salud del niño y del adolescente es mantener las vacunas al día. Las vacunas son importantes protecciones para diversas enfermedades, como el sarampión y la poliomielitis.

Las vacunas son impartidas aún en los primeros años de vida del niño y deben continuar, también, en la adolescencia.

Siempre revisa la tarjeta de vacunación de tu hijo y en caso de duda, busca a un profesional de la salud para que te oriente.

3. Fomenta la práctica de actividades físicas

Los hábitos aprendidos en la infancia son internalizados con mayor facilidad por los pequeños. Siendo así, para el cuidado de la salud del niño y del adolescente, es interesante que los padres fomenten desde temprano la práctica de actividades físicas.

La sugerencia es involucrar al niño en una actividad con la que se identifique; entre ellas, destacan la natación, el fútbol, la danza, en fin, algo que pueda ser placentero para nuestro hijo.

Este contacto inicial disminuye las posibilidades del niño en convertirse en un adolescente sedentario en el futuro.

Lee también:  Sindrome de x fragil

4. El seguimiento médico es fundamental para cuidar de la salud del niño y del adolescente

Una de las sugerencias que todos los padres deben tener en cuenta es el seguimiento médico continuo para los hijos.

En la infancia, es preciso que se realicen visitas regulares al pediatra, que hará un seguimiento de su crecimiento.

Lo mismo sucede con los hijos en la adolescencia. El pediatra va a ayudarnos a entender todos los cambios físicos y emocionales que este período conlleva, garantizando un desarrollo saludable.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas