¿Cómo transformar un vestido largo en corto?

Para transformar un vestido largo en corto no se necesita mucha técnica. Tan solo tener las herramientas básicas y esenciales para la transformación. Por esto, se puede realizar en tres sencillos pasos que serán explicados.

Además, se expone el paso a paso de cada ejecución realizada. Básicamente lo que se va a requerir es el vestido a transformar, tijeras, tiza e hilo.

Primeros pasos para la transformación

Para transformar un vestido largo en corto primero dar vuelta al vestido de adentro hacia afuera.

Una vez el vestido esté al revés se prueba de esa manera. Se selecciona justo donde se quiere que el vestido culmine, es decir, a la rodilla, antes de la rodilla o extra corto.

Luego se hace una pequeña marca con la tiza un centímetro debajo de donde se quiere que culmine el vestido.

El corte del vestido

Para el segundo paso de la transformación se requiere de una superficie plana. Después se coloca el vestido y se traza una línea derecha sobre la pequeña marca de tiza señalada anteriormente.

Con tijeras grandes se hace un corte de cinco a siete centímetros debajo de la línea trazada. Se dobla la tela de acuerdo a la línea y se sostiene con sujetadores. Así mismo, se prueba el vestido para ver si está alineado correctamente.

Últimos procedimientos

Para ir terminando con la transformación de un vestido largo en uno corto se coloca el vestido sobre la superficie plana.

Seguidamente se cose el dobladillo de forma recta de un centímetro de distancia de la línea inferior. Se mide 6 mm luego de las puntadas y se realiza el corte más allá del punto. Por último, planchar para que se mantenga doblado.

Finalmente estos han sido los tres pasos fundamentales para transformar un vestido largo en uno corto. Hay que tomar en cuenta que se pueden realizar muchas modificaciones al gusto de cada persona y se llega a contar con otros materiales a utilizar para hacerlo.

Entradas recientes