¿Cómo aliviar la tos?

Cuando nos exponemos a virus, bacterias, polvo, polen y cualquier otra sustancia que irriten terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones, se producirá la tos.

Por lo tanto, es necesario saber cómo aliviar la tos, entendiendo que, ésta es el reflejo natural del cuerpo para liberar tales sustancias del organismo, limpiando así las vías.

Lo primero

Analizando todas las posibilidades, hay ocasiones donde la tos es indicativa de otra enfermedad seria que comprometa gravemente nuestra salud.

En tanto, si la tos persiste por días y semanas, y no es solo un hecho aislado y voluntario del organismo, es importante, considerar ir al médico para que éste pueda recetarte algún antitusígeno, dependiendo del tipo de tos que presentes.

Sin duda alguna, existen algunas alternativas caseras que, en conjunto con lo que te indique el médico, pueden ayudarte a aliviar los síntomas de la tos.

Cómo aliviar la tos

Jarabes e infusiones para la tos

Para todo malestar, existe un té o una infusión que alivia y ayuda a la mejoría. En el caso de la tos, es importante, tomar un jarabe médico o casero que contenga miel, ya que, la miel alivia la garganta irritada. De manera que, puedes tomar la miel pura o agregarle unas gotitas de limón y aceite de coco.

Lee también:  ¿Las manzanas alivian la acidez estomacal?

Sin embargo, para la tos húmeda intenta un té de pimienta y miel ¿Raro? No debe sorprenderte enterarte de que, la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas.

Así pues, las pequeñas hojas de tomillo logran calmar la tos, relajando los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. De forma que, si le añades miel y limón mejorarás su sabor y sus efectos.

Finalmente, el té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco también es de gran utilidad.

De gota en gota

Te vendría excelente tomar un baño caliente. En el cuarto de baño, cierra toda corriente de ventilación y disfruta de un baño caliente, de manera que, el vapor trabaje  suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones.

Por otra parte, es bueno que, ingieras muchos líquidos, desde te o agua, debido a que, ayudan a adelgazar los mocos y a mantener a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.


Deja un comentario


Nota: La información proporcionada en este sitio es sólo una guía de orientación y no reemplaza a la atención médica que pueda proporcionarle un especialista de salud.

contador de visitas