Salud

¿Quién descubrió las enfermedades mentales?

Anuncios

El descubrimiento de las enfermedades de este tipo se remonta muchos años atrás. Sin embargo, la ciencia que actualmente las estudia no es demasiado antigua.

Fue en el siglo XIX que surgió por primera vez el término enfermedad mental. Entonces a partir de ese momento la psiquiatría hizo su entrada definitiva a la medicina.

¿Quién descubrió las enfermedades mentales?

Orígenes

Los griegos fueron los primeros en entender las enfermedades mentales desde un punto de vista científico. Fueron quienes separaron el estudio mental de la religión.

La medicina griega buscó estatutos universales que pudieran formar la base de una ciencia de la enfermedad. Investigando a fondo las leyes que gobiernan las enfermedades y averiguaron la conexión entre la causa y el efecto.

Hipócrates (médico de la Antigua Grecia) ubicó en el cerebro la capacidad para sentir, pensar o soñar. También fue el primero en clasificar enfermedades como la epilepsia, manía, paranoia, delirio tóxico, psicosis puerperal, fobias e histeria.

Anuncios

Actualmente

Mucho después, el siglo XX forja un nuevo concepto de enfermedad mental, ligado a una concepción orgánica y biologista.

El representante más legítimo de esta propuesta, por la influencia que posteriormente ha tenido), fue Emil Kraepelin (1856-1926). Quien es el que propone una aproximación e incita la observación estrictamente clínica. E

En su visión la historia del enfermo es reducida de síntoma a signo. Kraepelin se centró en la práctica, como herramienta diagnóstica superior a la formulación de hipótesis y a la anatomía patológica.

Luego de estos estudios de Kreapelin se abrieron nuevas puertas. Así a partir de la segunda mitad del siglo XX (especialmente desde los años de los sesenta) el gran despegue fue los fármacos.

Para este tiempo con el auge de la industria farmacéutica y los sucesivos hallazgos de nuevas moléculas comienzan un concepto la psiquiatría. La psiquiatría entra, en ese momento, a una nueva faceta que se extiende hasta nuestros días.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía