Salud

5 Consejos que podemos implementar en nuestro día a día para dejar de fumar

Anuncios

Dejar de fumar es una de las cosas más difíciles con las que puede encontrarse una persona que ha adquirido este hábito, especialmente si ya lleva muchos años en ello y se ha vuelto adicto al cigarrillo.

Definitivamente no es una tarea fácil dejar este hábito, pero requiere el esfuerzo necesario para hacerlo ya que es una de las mejores decisiones que una persona puede tomar para mantener una buena salud y una mejor calidad de vida.

5 Consejos que podemos implementar en nuestro día a día para dejar de fumar

Quienes han atravesado por esto saben lo que cuesta y que requiere de mucho esfuerzo llevarla a cabo pero vale la pena, pero buscando el apoyo necesario se puede lograr.

Se estima que cada año al rededor del mundo mueren unos seis millones de personas debido a este hábito. Es por ello que queremos presentarle estos consejos para dejar de fumar, para que las personas que hayan decidido dejar este hábito los tomen en cuenta.

El mejor día para “empezar” a dejar de fumar es hoy

Sin duda alguna el consejo principal que cualquier especialista podría darle es que establezca una fecha fija para dejar de fumar y la mejor decisión es conocer que esa fecha o ese día es hoy.

Para logar empezar debe ser consciente que difícilmente lo logrará de una sola vez o de la noche a la mañana, dejar de fumar se puede lograr con pequeños hábitos que poco a poco van a hacer la diferencia. Es un proceso gradual.

¿Fuma 10 cigarrillos al día? Haga el esfuerzo de fumar solo cinco ahora, dos la siguiente semana, uno la siguiente y la próxima ninguno. Pero la decisión empieza hoy, ser consciente es la clave. Ser fuerte.

Haga cosas diferentes en su vida

Cambie su estilo de vida, haga cosas distintas. En primer lugar deshágase de todas aquellas cosas que le recuerden al tabaco: Tire cigarros, ceniceros, mecheros, etc.

Luego realice actividades distintas a las que normalmente hace. Salga a caminar, monte en bicicleta, juegue fútbol, haga más ejercicio, el practicar ejercicio podría aliviarle las ganas de fumar.

Coma pequeños refrigerios bajos en calorías entre comidas para dejar de fumar sin ganar peso, dedíquese a un nuevo pasatiempo, visite un lugar al que nunca haya ido en su ciudad, visite familiares o amigos y dígales que ha tomado una buena decisión.

No gaste más en cigarrillos, ahorre el dinero

Este consejo se refiere a ser consciente que el hábito de fumar cigarrillos también es un hábito que afecta no solo a su salud sino también a su bolsillo.

Desde ahora en adelante va a usar un frasco vacío y lo colocará en un lugar visible  y va a hacer lo siguiente: Cada vez que quiera fumar o comprar un cigarrillo, en lugar de hacerlo va a tomar ese dinero y lo va a depositar en el frasco, pueden ser monedas o billetes.

Cada vez que vea este frasco le recordará que ya ha empezado a desprenderse de este hábito, y al final del mes tendrá dinero ahorrado que podrá usar para consentirse haciendo cosas que le gusten, por ejemplo podría sacar a su familia a pasear con ese dinero. Sus hijos estarían muy contentos por ello.

Comuníqueles su decisión de no fumar más a otras personas

El siguiente consejo trata sobre compremeterse una vez se ha tomado la decisión, es decir hacer consciencia de ello, y la mejor manera es dándole a conocer a otras personas que nos rodean que vamos a dejar este hábito.

Cuéntele a su esposa o esposo, a sus hijos, a sus compañeros de trabajo o vecinos que va a ser una persona libre del hábito de fumar, por lo que se compromete a ello ante ellos.

Cuando otras personas conocen nuestras metas es más posible lograrlas porque sentimos la necesidad de no fallarles y por lo tanto puede dar mejores resultados que si lo hiciéramos solo con nosotros mismos.

Buscar ayuda local y profesional

Finalmente se recomienda buscar ayuda de grupos destinados a esta tarea en su ciudad donde pueden existir otros miembros que también están luchando en esta batalla o podrá encontrar a algunos que ya no tienen este hábito.

Igualmente es recomendado buscar ayuda de un profesional de la salud que pueda orientarle en este camino, un especialista podría recomendarle terapias o medicamentos adecuados en caso de necesitarlos.

Además un especialista evaluará su estado de salud y también le dirá los beneficios de dejar de fumar, entre los cuales pueden mencionarse:

  • Normalizar su tensión arterial
  • Mejorar su capacidad pulmonar, con ello sentirá menos cansancio y fatiga.
  • Mejoras en su piel.
  • Recuperación de la percepción de los sentidos del olfato y el gusto.
  • Reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como un infarto.
  • Reducción del riesgo de padecer cáncer.
Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía